Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO dice que ha llegado el momento de recuperar el empleo de calidad en ArcelorMittal

CCOO considera que en ArcelorMittal ha llegado el momento de "estabilizar y reorientar la política de empleo, de recuperar el empleo de calidad". Así lo ha dicho este miércoles en rueda de prensa Juan Carlos Álvarez Liébana, secretario de política industrial y sectorial del sindicato a nivel estatal.
Álvarez Liébana ha visitado Avilés para participar en la II Conferencia de la Sección Sindical Intercentros de CCOO en ArcelorMittal a la que asistirán una treintena de delegados procedentes de factorías de todo el país. Se elegirá a nuevos representantes y se avanzará en una política común para todas las plantas de ArcelorMittal en España, teniendo en cuenta las características de cada una de ellas.
"La siderurgia siempre ha sido un baluarte en el empleo de calidad y debe seguir siéndolo", ha indicado Liébana después de remarcar que la plantilla ha hecho esfuerzos durante los últimos años. "Ya toca restituir aquellas cuestiones que permitan mirar al futuro", ha dicho.
El sindicato se muestra abierto al diálogo con la empresa pero tampoco descarta movilizaciones para recuperar esa calidad en el empleo. "Comisiones Obreras está siempre dispuesto a negociar, pero no se nos olvida el peso de las movilizaciones" ha dicho José Manuel Casado, responsable del sector siderúrgico de CCOO a nivel estatal.
En 2013 ArcelorMittal tuvo un incremento productivo del 1,3% y las previsiones son un crecimiento similar en el presente ejercicio, "lo que nos hace tener perspectivas halagüeñas aunque la producción sea la propia de 1997", ha apuntado Casado.
Aún así, ha indicado que en los últimos tres años ArcelorMittal ha pasado de tener 11.000 trabajadores a 9.000. "Con la misma producción se les saca el máximo rendimiento a su productividad", ha apuntado.