Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO plantea movilizaciones y exige medidas para la protección del empleo tras el boicot ruso

Feagra-CCOO, sindicato mayoritario de los trabajadores del sector agroalimentario español, ha exigido este martes a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y al comisario de Agricultura de la Comisión Europea, Dacian Ciolos, que el empleo y las personas trabajadoras del sector no sean los perjudicados y desprotegidos ante el boicot ruso a los productos agroalimentarios.
El sindicato ha señalado en un comunicado que las medidas anunciadas no deben centrarse solo en resolver la crisis de precios de los productos agroalimentarios y en medidas compensatorias por falta de cosecha, sino que se incluya la protección del empleo y ayudas socioeconómicas para los asalariados del sector, "que una vez más no pueden ser los paganos de esta crisis ante la pasividad de la ministra, como eslabón más débil del sistema agroalimentario".
En concreto, Feagra-CCOO reclama a García Tejerina la urgente convocatoria de reunión del Consejo Agroalimentario del Estado y la creación de un grupo de trabajo específico, a modo de observatorio tanto a nivel europeo como nacional para valorar los efectos y tomar las medidas pertinentes ante esta crisis.
Por otro lado, trasladará a la Comisión Europea, tanto a través del sindicato agroalimentario europeo EFFAT, como de los distintos grupos Parlamentarios españoles y europeos, que los distintos reglamentos y mecanismos de gestión de riesgos de la Comisión lleguen también a las personas trabajadoras del sistema agroalimentario.
El sindicato recuerda que según datos de la última EPA, el paro ya afecta a 261.400 personas en el sector y reiteran al Gobierno la necesidad de un plan extraordinario de fomento de empleo agrario y zonas rurales deprimidas.
CCOO ha señalado además que se plantea movilizaciones, junto a otras organizaciones que reivindican la insuficiencia de las medidas, en los primeros días de septiembre para presionar al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y a la Unión Europa.