Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CE propone aumentar las capturas de anchoa en el Golfo de Vizcaya

Anchoas en el mercado de Abastos de Bilbao. EFE/Archivotelecinco.es
La Comisión Europea (CE) ha propuesto hoy incrementar las capturas de anchoa o bocarte en el Golfo de Vizcaya y situar el Total Admisible de Capturas (TAC) en 15.600 toneladas, para la temporada comprendida entre este mes y el 30 de junio de 2011, informaron fuentes comunitarias.
Bruselas ha planteado ese aumento, tras conocer los últimos informes científicos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM) que acreditan que el caladero está en buenas condiciones.
El Total Admisible de Capturas (TAC) de 15.600 toneladas se repartirá entre España (un 90%) y Francia (un 10%), los dos países que explotan la pesquería; según estos cálculos, la flota española podría tener un cupo en torno a 14.000 toneladas para los próximos 12 meses.
La UE decidió reabrir en enero la pesca de la anchoa del mar Cantábrico, tras cuatro años y medio de veda, con un TAC provisional de 7.000 toneladas (5.400 fueron para España) y acordó que esa cuota fuera revisada a finales de junio según los dictámenes sobre la situación del recurso.
La propuesta de hoy "está basada en nuevos informes científicos que confirman que la especie está en buen estado y por encima de los límites biológicos de seguridad", según ha afirmado la CE, en un comunicado.
Los ministros de la UE deberán dar el visto bueno a esta cuota, para que entre en vigor.
El cupo de capturas que prevé la CE supone el 30% de la biomasa de anchoas en el mar.
No obstante, la CE ha señalado que el CIEM y el Comité Científico y Técnico de la UE sobre Pesca confirmarán las existencias del recurso a mediados de este mes y si las cifras finales cambian, Bruselas actualizará su propuesta.
Respecto al calendario de la cuota (de julio de 2010 a junio de 2011), la CE ha planteado cambiarlo porque así se fijan unas fechas más acordes con lo que pide el sector ó lo que dictan los científicos y además, esa modificación está prevista en el plan de gestión de la anchoa a largo plazo.
En la actualidad, la cuota de la anchoa se decide en diciembre, en el Consejo de Pesca de la UE de fin de año.
Respecto al plan a largo plazo, que en estos momentos discuten el Consejo de ministros de la UE y el Parlamento Europeo, tiene también como novedad que en el futuro la pesca de anchoa se fije según una fórmula matemática y no sea objeto de una negociación política, como ocurre ahora.