Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CE aprueba medidas británicas de apoyo a financiación de artículos ecológicos

La Comisión Europea (CE) ha autorizado hoy dos medidas temporales del Reino Unido, en el contexto de la actual crisis financiera y económica, que por una parte permitirán conceder garantías de préstamos y, por otra, subvención de intereses a empresas que fabrican productos ecológicos en especial.
La Comisión aprobó estos dos planes, que permitirán préstamos o garantías por un total de 8.000 millones de libras en exposición al riesgo.
Los regímenes forman parte de las medidas adoptadas por el Reino Unido para afrontar la actual crisis económica, y están encaminados a ayudar a las empresas que tienen problemas de financiación a causa de la escasez de créditos, destacó la CE en un comunicado.
La medida de garantías de préstamos permitirá a las compañías recibir garantías estatales para aumentar sus inversiones o su capital circulante.
En cuanto a la rebaja de intereses para artículos ecológicos, el esquema facilitará a los productores la inversión en aquellos que sean respetuosos con el medio ambiente.
La Comisión señaló que la medida se centrará inicialmente en la industria del automóvil, aunque estará abierta a otros sectores.
Bruselas destacó que ambos planes cumplen con las condiciones impuestas por el marco temporal sobre ayudas de estado de la Comisión, que ofrece a los países más posibilidades de proporcionar a las compañías mejor acceso a la financiación durante la crisis.
Asimismo son compatibles con el Tratado de la UE, que permite ayudas para evitar una grave perturbación en la economía de un estado miembro, agregó la CE.
La Comisión precisó que la exposición al riesgo que contemplan las dos medidas será de 8.000 millones de libras, y que se dará preferencia al uso de garantías de préstamos antes que a las subvenciones de intereses en la medida de lo posible, a pesar de que las autoridades del Reino Unido "no puedan especificar presupuestos separados para cada esquema en este momento".
En cuanto a las garantías, la medida constituye un marco que permitirá a las autoridades a nivel nacional y regional en todo el país otorgar garantías subvencionadas para capital circulante o préstamos para inversiones.
La garantía debe ser para un máximo de diez años, apuntó la Comisión.
En lo que respecta a los préstamos subvencionados para productos ecológicos, la inversión debe dirigirse a aquellos que cumplan los futuros estándares medioambientales comunitarios.
Además deberán concretarse antes del final de 2010, con un término máximo de dos años, indicó la CE.
Los esquemas de ayuda podrán aplicarse únicamente a las empresas que no se encontraban en dificultades el 1 de julio del año pasado, o que hayan tenido problemas posteriormente a causa de la crisis económica.