Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CEIM entiende las críticas a su "contrato de crisis" pero pide que se estudie

El presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, entiende las críticas del Gobierno y de los sindicatos al "contrato de crisis" que propone, pero pide que se estudie porque es "una fórmula fantástica", "muy buena para los trabajadores y para los empresarios".
Después de que el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, rechazara ayer la propuesta de abaratar el despido porque al mercado de trabajo español "le sobra flexibilidad" y los sindicatos la calificasen de "ridícula", "inoportuna" e "inapropiada", Fernández ha dicho hoy que lo que ha propuesto CEIM "es una medida no de destrucción de empleo sino de creación de empleo".
En una entrevista en Intereconomía recogida por Efe, Fernández ha dicho que "en un momento de crisis, con 3.300.000 parados, este contrato de crisis, bonificado y con una indemnización por despido similar a la establecida en la actual legislación para despidos por causas económicas (20 días), va a conseguir mucho más empleo que con el diseño actual, que es francamente obsoleto".
Arturo Fernández dice entender que a Corbacho le parezca "que abaratar el empleo es una fórmula para tener destrucción de empleo, pero el ministro verá -ha subrayado- que en estos momentos tenemos cada día 6.000 parados más y cualquier formula que estimule al empresariado para que pueda contratar es interesante".
Por eso, ha indicado, los empresarios madrileños van a remitir su propuesta al presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, para que "discuta esta fórmula" junto a los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.