Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CEOE y Cepyme muestran su disponibilidad a pactar una nueva reforma de pensiones

CEOE y Cepyme han mostrado este miércoles su "disponibilidad" para pactar un nuevo acuerdo de pensiones a fin de garantizar su viabilidad y sostenibilidad económica, y todo ello a la espera de que el Consejo Económico y Social (CES), donde están presentes empresarios y sindicatos, emita un dictamen final sobre el anteproyecto de ley que le ha remitido el Gobierno.
En un comunicado emitido tras la Junta Directiva de la patronal, la primera después del verano, las organizaciones empresariales han subrayado que "negar la revisión" del sistema de pensiones sería "ir contra" el mismo.
El secretario general de CEOE, José María Lacasa, se mostró partidario hace unos días de desvincular las pensiones del IPC e introducir nuevas variables en el sistema, aunque, en todo caso, apostaba por una reforma "consensuada".
El Gobierno remitió este lunes al CES el anteproyecto de ley que regula el factor de sostenibilidad de las pensiones y su índice de revalorización anual y el organismo tiene previsto debatirlo en Pleno el próximo día 25.
Los dictámenos que emite el CES no son vinculantes para el Gobierno y pueden ir acompañados de votos particulares en caso de que los hubiera.
PREVISIONES MACROECONÓMICAS.
Fuentes de la patronal han indicado a Europa Press que la Junta Directiva de este miércoles ha analizado además otros temas, como los últimos datos y previsiones macroeconómicas.
De hecho, como es habitual en esta cita, se ha presentado a los miembros de la Junta un informe macroeconómico, en el que se han comentado las últimas previsiones de la patronal.
La CEOE revisó la semana pasada sus estimaciones de crecimiento económico y calcula que el PIB caerá un 1,2% este año, frente al 1,5% estimado anteriormente, mientras que mantiene que crecerá un 0,8% el año que viene.
Según la patronal, la economía no creará empleo hasta la segunda mitad de 2014 ,ya que este año se destruirían 550.000 empleos y el año que viene, unos 20.000 puestos, lo que hará que la tasa de paro toque un máximo del 26,4% este año y baje al 25,8% en 2014. Esta situación permitirá reducir el número de desempleados por debajo de los seis millones de personas el año que viene.