Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CEOE cree que Ley de Economía Sostenible elude muchos de los problemas actuales

La CEOE considera que el anteproyecto de ley de Economía Sostenible no aborda "con decisión" muchos de los problemas actuales de España, ya que en varios puntos se convierte en una mera declaración de principios o de normas "sin concreción".
En un comunicado difundido hoy, la patronal remarca que quedan fuera de la Ley aspectos relativos a la reforma laboral y de la justicia, de la administración pública y del sistema de pensiones, que son pilares "fundamentales" para la consecución "efectiva" de esta norma.
Así, la CEOE estima que los grandes retos a los que se enfrenta España pasan por la sostenibilidad de las cuentas públicas, la ineficiencia del mercado de trabajo, la falta de competitividad de la economía española y el difícil acceso a la financiación.
Además, opina que "no hay elementos" que permitan confiar en una rápida recuperación del crédito y que las propuestas energéticas no van en la dirección "adecuada" de conseguir un mix de generación que garantice viabilidad económica y medioambiental del sistema español de energía.
Sin embargo, la patronal considera como lo más positivo del texto el hecho de que permite abrir el debate "a fondo" sobre la necesidad de reformas estructurales, pues con esta Ley, precisa, el Gobierno envía el mensaje a la sociedad de que "hace falta" tomar medidas para salir de la crisis y asentar las bases de un nuevo modelo de crecimiento.
De este modo, subraya que antes que fijar nuevos plazos se deben tomar medidas "efectivas" para que se cumplan los que ya están establecidos.
Además, la CEOE expresa que en algunos casos la citada Ley reduce los principios de la libertad de mercado y remarca la dificultad de que muchas de las leyes previstas para aprobarse en el primer semestre lleguen a hacerlo ante la "baja" actividad legislativa de la presente legislatura y a la presidencia española de la UE.