Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CEOE da marcha atrás con su anunciado contrato precario para jóvenes

"Lo que ayer se comentó en un pasillo del Congreso es un ejemplo de lo que hay en Francia, pero hay otros contratos y lo que queremos es consensuar con los sindicatos un contrato para jóvenes, pero que no sea basura, sino todo lo contrario, un contrato que después se pueda enlazar con otro más estable", ha subrayado el propio Díaz Ferrán. 
En definitiva, el presidente de los empresarios ha señalado que lo que quiere la CEOE es pactar con los sindicatos un contrato para jóvenes "ad hoc", pero para nada un contrato 'basura'. "Hay que hacer más contratos estables y con indemnizaciones en caso de ruptura del contrato similares a las del resto de Europa", ha asegurado.
El dirigente empresarial ha afirmado que uno de los objetivos de la reforma laboral que se está debatiendo en el diálogo social debe ser el de buscar una mayor empleabilidad de los jóvenes, ofreciéndoles una "solución urgente" para que encuentren un puesto de trabajo.
El Gobierno, por la estabilidad
La propuesta de la CEOE choca de frente con las posiciones del Gobierno respecto a la reforma del mercado de trabajo. Tal y como ha explicado el portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, "la propuesta del Gobierno no pasa, en ningún caso, por limitar los derechos de los trabajadores".
Alonso mostraba así la oposición del grupo socialista a la iniciativa de la Patronal de la creación de un nuevo "contrato de inserción" para jóvenes con una duración de seis meses prorrogable a un año, sin indemnización por despido y con un salario más bajo que el Salario Mínimo Interprofesional.
Según el portavoz socialista, "en el marco del diálogo social los que se tiene que poner de acuerdo son sindicatos y patronal porque el Gobierno tiene la posición que tiene". En cualquier caso, ha afirmado que "nosotros no queremos recorte de los derechos sociales de los trabajadores".
Por su parte, el ministro de Fomento, José Blanco, ha asegurado que todas las propuestas que hagan los agentes sociales deben estudiarse. No obstante, ha precisado que lo que necesita España es estabilidad laboral y "no precarizar el mundo del trabajo".
Los sindicatos, mientras, no han entrado en valorar la propuesta, ya que según han explicado no es una iniciativa formal que no está en la Mesa del Diálogo Social. EPF