Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CEOE pide un "gobierno estable" que "genere confianza" en los ciudadanos y las empresas

Rosell afirma que los mercados están "muy tranquilos" y pide "dejar a los políticos hacer su trabajo"
La junta directiva de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha pedido un "gobierno estable" que "genere confianza" en los ciudadanos y las empresas.
"La junta directiva de la CEOE, en su reunión de hoy, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de los partidos políticos" para que "construyan un clima de estabilidad institucional" que "genere confianza en los ciudadanos y las empresas", ha explicado la patronal en un comunicado.
"La CEOE pide la configuración de un gobierno estable, capaz de afrontar con determinación y valentía los nuevos retos que se presenten con el fin de apuntalar la recuperación económica y consolidar la creación de empleo, de manera que la salida de la crisis llegue a todos los ámbitos de la economía real", ha añadido.
La patronal considera que "no se puede malograr" el proceso de reformas estructurales, la "corrección de los desequilibrios macroeconómicos" y el "esfuerzo de familias y empresas", que han mejorado "notablemente" la confianza y la imagen de la economía.
"En estos momentos el país necesita un gobierno que genere confianza, avance en las reformas emprendidas y acometa otras nuevas y necesarias", que promueva el cumplimiento de los objetivos de déficit público y la ejecución presupuestaria y que controle el crecimiento de la deuda pública, ha indicado la patronal.
ROSELL AFIRMA QUE LOS MERCADOS ESTÁN "MUY TRANQUILOS"
Por su parte, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, que ha comparecido ante los medios al término de la reunión de la junta directiva, ha pedido "dejar a los políticos hacer su trabajo" tras las elecciones del pasado 20 de diciembre y ha afirmado que los mercados están "muy tranquilos" respecto a la situación de España.
"Hay que dejar a los políticos hacer su trabajo, hay que tener un poquito de tranquilidad, un poquito de calma", ha apuntado Rosell en declaraciones a los medios.
El representante de los empresarios ha señalado que es necesario "dejar a los políticos que dialoguen entre ellos" y "que pongan las posturas encima de la mesa", para lo cual "será importante poner un programa". "Habrá que tener un programa y ese programa habrá que discutirlo. Sobre ese programa, cuando haya una futura investidura, es donde nosotros, si tenemos que decir algo, hablaremos", ha afirmado Rosell.
"Los mercados están siendo muy cautelosos, están muy tranquilos. Por tanto, no queramos dar más prisa de la que realmente sea necesaria", ha añadido. Preguntado por el desplome de la Bolsa española, Rosell ha indicado que las caídas no afectan solamente a España, sino a todo el mundo.
De acuerdo con el presidente de la patronal, el impacto sobre los mercados del hecho de que aún no se haya formado gobierno "no es automático". "Los mercados no están intranquilos, nuestra prima de riesgo está donde estaba prácticamente antes de las elecciones", ha indicado Rosell, para quien desde las elecciones se han conocido muchas noticias a nivel internacional que "también influyen en lo que pasa en la economía española".
Rosell ha explicado que durante la junta directiva se ha analizado la situación económica española "con optimismo", debido a los buenos datos de algunas variables, como el crecimiento del PIB, del empleo y de las exportaciones.
"Lo que constatamos es que debemos seguir el programa de reformas", de las cuales "algunas han empezado, las otras están a medio hacer y otras hay que empezarlas", ha apuntado Rosell, quien ha destacado que a todos los empresarios les "interesaría mucho" que "la política no interfiriera en esta situación económica tan favorable" y que no ponga "trabas en el camino de la recuperación económica".
Preguntado por la intención de algunos partidos de derogar la reforma laboral si llegan al Gobierno, Rosell ha apuntado que deberían concretar a cuál se refieren, ya que entre 1995 y 2015 en España ha habido cincuenta reformas laborales.
SIMPLIFICAR LA LEGISLACIÓN LABORAL
No obstante, ha indicado que "la legislación laboral española, al igual que otras legislaciones, como la fiscal, es un auténtico queso Gruyère", por lo que "sería bueno pensarla, ponerla encima de la mesa, simplificarla y hacerla mucho más comprensible para todo el mundo".
En relación con una posible repetición de las elecciones, Rosell ha apuntado que, según las informaciones de las que dispone, "los resultados probablemente serían muy parecidos a los actuales".