Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CEOE dice que la subida salarial puede que no llegue al 1% este año, frente al 1,5% pactado

Los empresarios ven "difícil" que se pueda afrontar el reto de la creación de empleo en España con la actual reforma laboral
El responsable del departamento de Relaciones Laborales, Jordi García-Viña, ha dicho este jueves que la subida salarial puede que apenas supere el 0,9% este año, frente al 1,5% pactado con los sindicatos en el III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC).
Durante la jornada informativa sobre 'La evolución de la legislación laboral', García-Viña ha explicado que este año se han cumplido ya las estimaciones de CEOE, que preveían una subida salarial inferior al 1% inicialmente acordado. Así, el incremento salarial pactado ha sido finalmente del 0,74%, casi 0,25% puntos porcentuales menos, y menos de dos décimas superior al 0,54% de 2014.
"Si los datos finales de 2015 se han quedado en una subida salarial del 0,74%, que este año se doble me parece irreal", ha dicho el responsable de Relaciones Laboral es de CEOE, quien ha ahondado aún más y ha dicho que "con el criterio" con que el que han evolucionado los salarios en 2015, "que puede ser válido o no", la subida salarial de 2016 se quedaría en algo más del 0,9%. "Es la cuenta de la vieja", ha añadido.
Por su parte, la responsable de Mercado de Trabajo del departamento de Relaciones Laborales de CEOE, Ana Herráiz, ha dicho que la negociación colectiva "ha aprendido de la última crisis" y se ha alejado de las subidas salariales superiores al 3% de antes de estos años, que posteriormente ha sido necesario replantear y que han generado a la larga más conflictividad laboral. "Se ve cierta cautela y búsqueda de certeza para evitar situaciones anteriores a la crisis", ha añadido.
PRUDENCIA CON EL SALARIO MÍNIMO.
A la pregunta de si es posible subir el salario mínimo interprofesional (SMI) un 10% durante los próximos tres años sin generar efectos negativos sobre el empleo, como ha planteado la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Herráiz ha dicho que antes de abordar cuestiones como ésta es necesario "determinar con precisión a cuántas personas afecta el SMI".
Además, ha avisado de que el SMI afecta a las bases mínimas de cotización y a los abanicos salariales, de modo que si se sube, se presionaría al alza el resto de los salarios para mantener "la equidistancia".
LA REFORMA LABORAL NO ES ÚTIL PARA LA RECUPERACIÓN.
Al margen de estas cuestiones, la CEOE cree que es el momento de ir más allá de las reformas "clásicas" que se han introducido en el ámbito laboral en los diferentes países de la UE para superar la crisis, y adentrarse en medidas más novedosas para generar nuevos empleos.
En el caso de España, García-Viña cree que "no se está creando el empleo que debería ser". Entre los problemas existentes, ha cargado contra los programas de bonificaciones, que, en su opinión, no determinan que un empresario contrate o no, sólo que lo haga más barato si ya ha tomado la decisión previamente.
Sobre la Garantía Juvenil, que el Gobierno ha puesto en marcha a bombo y platillo y que persigue generar oportunidades de empleo o formación para jóvenes en un plazo de meses después de haber finalizado sus estudios, ha dicho que es difícil de conocer sus resultados y ha dicho no estar convencido de su utilidad.
Y en lo que se refiere a la reforma laboral de 2012 que los partidos de izquierdas coinciden en querer derogar ha señalado que "ha sido útil para ayudar a salir de la crisis", pero que "es difícil" que lo sea a partir de ahora.
"Esta reforma presenta dificultades para crear empleo", ha dicho, mientras que Herráiz ha añadido que "la extinción de los contratos indefinidos aún arroja situaciones de incertidumbre sobre el coste y la duración del proceso que hace que la temporalidad aún se mantenga alta".
En este punto, García-Viña ha dicho que los empresarios están "abiertos a hablar y negociar cómo debe variar la legislación". Un tema recurrente para los empresarios, ya ha avisado Herráiz, es la necesidad de reducir el coste de la contratación para mejorar la creación de empleo.
Más allá, el responsable de Relaciones Laborales de la CEOE no ha querido desvelar las propuestas en las que trabaja la patronal para la próxima legislatura, y se ha ceñido a decir que "se necesitan legislaciones que den soluciones casi inmediatas" a los problemas que se presentan en las empresas en el día a día.