Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CGT denuncia el convenio del sector 'contact center' y trabaja en una propuesta con condiciones "más dignas"

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha denunciado este martes el convenio colectivo del sector contact center (telemarketing) con el fin de promover la negociación de un nuevo convenio, ya que el actual finaliza su vigencia el próximo 31 de diciembre de 2014.
CGT ha explicado que ha dado traslado de la denuncia a la patronal ACCE (Asociación de Contact Center Española), al Ministerio de Empleo y a CCOO y UGT, que son las organizaciones firmantes del convenio colectivo vigente, y ha adelantado que lleva meses trabajando en la elaboración de su propuesta "ajustada" a las necesidades de un sector que agrupa a más de 80.000 trabajadores en España.
Asimismo, para evitar dilaciones en el proceso negociador, CGT ha propuesto a las partes una primera reunión el próximo 28 de noviembre en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) en Madrid, donde se debería constituir la mesa negociadora y fijar un calendario de reuniones.
De acuerdo con CGT, el sector de contact center ha aumentado "año tras año" su facturación y sus beneficios, siendo "uno de los pocos" sectores a los que la crisis económica no ha "perjudicado", y esta situación debería reflejarse en unas condiciones económicas y laborales "mucho más dignas".
Por esta razón, el sindicado apuesta en el nuevo convenio por acabar con la "precariedad laboral" que existe en el sector del 'telemarketing'. "Dicha precariedad se expresa no solo en ínfimos salarios, sino en los redactados de convenios anteriores que contienen cláusulas que facilitan aún más los despidos de lo que lo hace el Estatuto de los Trabajadores", ha indicado CGT.
Asimismo, el sindicato ha denunciado la "alta temporalidad" del sector, así como la "proliferación" de las jornadas parciales que afectan a esta industria.
Desde CGT se pretende agilizar la negociación proponiendo un calendario de reuniones "intenso" que evite la dilatación del proceso negociador, por lo que la ultraactividad no debe ser un elemento de presión para ninguna de las partes.