Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNE pide al Gobierno una subida del 11% de la luz

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha aprobado finalmente proponer al Ejecutivo que la factura de la luz suba un 11% el próximo mes de julio. La intención de la CNE es reducir el déficit tarifario. Tras conocer la noticia, el ministro de Industria Miguel Sebastián, ha asegurado que la subida de un 11% es "más razonable que un 20%. Por su parte, el PP ha tachado la propuesta de "negativa" para las familias y las empresas, en un momento de desaceleración económica y de gran endeudamiento.
Antes de que la Comisión aprobara el informe, Solbes ya defendía la idea de aproximar "de forma progresiva" el precio de la electricidad a su coste real. Aunque eludió hablar de cantidades, el vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda admitió que este aumento en la tarifa eléctrica provocará "problemas con la inflación".
A pesar de ello, resaltó que si se mantiene el precio de la energía por debajo del coste "lo que estamos es resolviendo un problema hoy y creando un problema para el futuro".
Respuestas a la petición de la CNE
El secretario general de Energía, Pedro Marín, propuso la pasada semana que que el recibo de la luz subiera un 20%, una cantidad que el ministro de industria consideró "poco razonable". Tras hacerse público el acuerdo de la CNE, el propio Miguel Sebastián ha declarado que "es más razonable un 11% que un 20%".
Mientras tanto, el Partido Popular ha rechazado la "inaceptable" subida propuesta por la Comisión Nacional de Energía. Antonio Arias, portavoz de Industria del PP en el Congreso, ha alertado de que, en el caso de que se apruebe el incremento del precio de la luz, la tarifa eléctrica acumularía a medidados de año una subida del 17%, lo que causaría graves problemas en la economía de las familias y de las empresas.
El informe de la CNE tiene como novedad que hasta el momento era el Ministerio de Industria el que remitía una propuesta trimestral de revisión del precio de la luz al regulador, que se encargaba de elaborar una opinión no vinculante después de haberla consultado con el sector, agrupado en torno al consejo consultivo de la electricidad.
Novedades en el informe
En enero el Gobierno aplicó una subida del 3,3% y la última revisión en abril fue congelada por el ministerio de Industria. AC