Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNMC aprecia "barreras de entrada" en el 'handling' de combustibles en aeropuertos de Aena

El regulador discrepa de los volúmenes previos de suministro, del plazo para iniciar actividad y de la fijación previa de tarifas
La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) considera que algunos de los requisitos incluidos en los pliegos de prestación a terceros de los servicios de asistencia de combustible y lubricante en varios aeropuertos de la red de Aena incluyen "barreras de entrada" para nuevos agentes.
Esta consideración aparece recogida en un informe del regulador sobre estos pliegos y se refiere especialmente a condiciones como la de que los aspirantes deban haber superado previamente un volumen determinado de suministro de combustible o como la de que la actividad deba comenzar a los tres meses de la concesión.
Estas condiciones han conducido al organismo presidido por José María Marín Quemada a recomendar cambios en el contenido de estos pliegos con el objetivo de que "se adecúen a la libre competencia en beneficio de los usuarios".
El regulador también advierte de la "discrecionalidad y subjetividad" en la que puede incurrir el proceso si se mantiene la intención de que en los pliegos no se detalle la puntuación individual de los componentes de los criterios de adjudicación de la oferta técnica. "Se imposibilita así a las empresas la mejor adecuación de sus ofertas", advierte.
Sobre el inicio de la actividad a los tres meses, considera que esta condición "impide que opten a presentarse empresas prestadoras de servicios semejantes en otros países que pueden necesitar más tiempo para la adecuación y adquisición de materiales".
También se ha incluido la condición "obligatoria" de que los licitadores suministren información sobre los volúmenes de combustible a bordo por cliente de los últimos años. Para la CNMC, "esta condición puede implicar problemas de confidencialidad comercial" y, por este motivo, disuadir de presentarse a algunas empresas.
El regulador también propone una redacción alternativa de un apartado acerca de la posible integración vertical de los operadores y sugiere la posibilidad de que Aena ponga a disposición de terceros las tarifas de los diferentes operadores de asistencia de combustible y lubricante.
En cuanto a la fijación de las tarifas, cuyos componentes aparecen en los pliegos y deben estar relacionados con las prácticas comerciales del sector a nivel europeo, la CNMC considera que suponen "un menoscabo de la libertad individual de los prestadores", por lo que recomienda su supresión.
El informe recomienda además justificar con mayor profundidad aspectos como la prohibición de la subcontratación, la restricción a la utilización de los equipos para publicidad y la necesidad de habilitación empresarial o profesional de los empresarios.
37 LICENCIAS EN JUEGO.
Los contratos sobre los que se pronuncia la CNMC se refieren, dentro de la asistencia en tierra, o 'ground handling', a los servicios relacionados con el suministro de combustible y lubricantes, también conocidos como 'into plane'.
En julio de este año, Aena inició el procedimiento para licitar 37 licencias sobre combustible y lubricante en 39 aeropuertos para un periodo de siete años a través de dos procedimientos de licitación, el primero consistente en siete licencias para 19 aeropuertos y otro en 19 lotes para 20 aeropuertos.
El primer procedimiento incluye aeródromos como los de A Coruña, Asturias, Valladolid o San Sebastián, mientras que en el segundo entrarán los aeropuertos de Madrid-Barajas, Barcelona-Prat, Palma de Mallorca y los de Canarias, entre otros.