Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNMC propone rebajar hasta un 88% el precio mayorista de terminación en llamadas de telefonía fija

El regulador fija la misma tarifa para Telefónica y sus rivales
La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha propuesto establecer un único precio mayorista de terminación fija de 0,0862 céntimos de euro por minuto, lo que supondrá una rebaja de hasta el 79% para Telefónica y del 88% para los operadores alternativos.
Con esta propuesta, el organismo presidido por José María Marín Quemada plantea, por primera vez, establecer el mismo precio de terminación fija --tarifa mayorista que cobra una compañía de telefonía a otra por acabar una llamada fija en su red-- para todos los operadores y eliminar así la "asimetría" existente entre los alternativos y Telefónica.
Desde hace seis años, los operadores alternativos han podido fijar un precio hasta un 30% superior a la tarifa regulada de Telefónica, por lo que podían cobrar un precio máximo de 0,728 céntimos por minuto.
La CNMC ha indicado que, al igual que en revisiones anteriores, se ha determinado que todos los operadores que prestan el servicio de telefonía fija son "monopolistas en su propia red", por lo que se propone designar a todos los que prestan este servicio como operadores con Poder Significativo de Mercado e imponerles obligaciones regulatorias.
Para la CNMC la asimetría existente entre Telefónica y sus competidores no se sustenta en "razones objetivas" basadas en las diferencias de costes y considera que mantenerla podría "distorsionar" el mercado y "perjudicar" a los consumidores.
AHORRO DE COSTES
Por otra parte, el regulador ha explicado que la rebaja en los ingresos que puede suponer la medida propuesta también implica un ahorro de costes para los operadores ya que cada operador fijo ofrece este servicio al resto de operadores, tanto fijos como móviles, para que puedan completar las llamadas realizadas por sus clientes. De esta forma, los operadores son tanto proveedores como clientes de sus propios competidores.
Los ingresos por terminación fija supusieron, aproximadamente, 182 millones de euros en 2013, de los que Telefónica recibe alrededor de un 36%.
La propuesta del regulador se lanza como parte de la revisión de la situación competitiva en el mercado de la terminación en redes fijas, conocido como el Mercado 3 en el ámbito de la regulación de las telecomunicaciones europeas, y sigue la recomendación de la Comisión Europea de 2009 sobre fijación de precios de terminación.