Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNMV limita las comisiones por traspasos de valores

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido limitar las comisiones por traspaso de valores, debido a la "elevada cuantía" que se cobra en ocasiones y que podría suponer una vulneración de los derechos de los consumidores.
"La tarifa de traspaso no debe tener nunca un carácter penalizador y/o disuasorio, sino que su objeto, al igual que el del resto de conceptos incluidos en los folletos informativos de tarifas, sólo debe ser el de remunerar de forma proporcionada el servicio prestado por la entidad", señala el supervisor en su circular publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).
Tras estudiar la situación, la CNMV llega a la conclusión de que la "elevada cuantía" de las tarifas que se cobra en ocasiones, con importes de hasta 5.000 euros por clase de valor traspaso, junto con su heterogeneidad "indican que no se ajustan al principio de proporcionalidad con la calidad del servicio prestado, pudiendo en algunos casos llegar a dificultar la competencia, al retener a los clientes que no estén dispuestos a asumir un elevado coste por el traspaso".
En este sentido, precisa que "es muy habitual" que el coste por traspaso de la cartera para el inversor supere "en varias veces" el coste que implicaría su venta. Indica, además, que en los casos más extremos la comisión de traspaso equivale a 50 veces el coste que supondrían las comisiones de venta de la cartera.
Lo mismo ocurre, según el supervisor, si se compara la comisión por traspaso con la de custodia, donde son generalizadas las tarifas en las que el coste del traspaso "equivaldría a varias veces la comisión de custodia anual".
RESPETO DEL PRINCIPIO DE PROPORCIONALIDAD
La CNMV insiste en que tampoco se respeta el principio de proporcionalidad y destaca que el traspaso de valores "constituye la única posibilidad que tiene el inversor de ver restituidos sus activos 'en custodia' de un tercero ante la imposibilidad de entrega física por tratarse de anotaciones en cuenta".
Por todas estas cuestiones, el supervisor ha decidido modificar la base de cálculo de estas tarifas de manera que pasen a ser un porcentaje del importe de los valores traspasados, acompañado del establecimiento de una cuantía máxima con el fin de garantizar su proporcionalidad.
También incluye la posibilidad de repercutir las tasas y cánones por traspasos cobrados por los sistemas de liquidación y registro.