Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNMV recaudará más de 140 millones en tres años con las tasas que regula el proyecto de ley del Gobierno

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recaudará 142,24 millones de euros en tres años gracias a la revisión de las tasas que el Gobierno ha recogido en el proyecto de ley del organismo, una cifra que debería bastar para garantizar la suficiencia financiera del ente que preside Elvira Rodríguez.
Así lo afirma el Gobierno en la memoria de impacto normativo que acompaña al proyecto de ley, al que ha tenido acceso Europa Press. En dicho documento, se califica de "imprescindible" la actualización de tasas del supervisor, para lo cual se opta por revisar hechos imponibles en vigor pero también por identificar otros nuevos, así como ajustar las tarifas y mejorar la gestión.
De este modo, y estimando la recaudación posible si este proyecto de ley se aplicara durante todo el año 2014 con las previsiones macroeconómicas que maneja el Gobierno, los ingresos de la CNMV ascenderían a 46,71 millones de euros, un 1,3% más que los 46,12 millones previstos para 2013 con la normativa vigente. Los ingresos se elevarían hasta 47,41 millones de euros el año próximo y en 2016 la recaudación por tasas que conseguiría el regulador sería de 48,12 millones de euros.
En total, más de 142 millones de ingresos en apenas tres ejercicios, si bien la CNMV podrá proponer la modificación de la norma "si resultase necesario el incremento de gasto sobre las previsiones para hacer frente a nuevas competencias o acometer nuevas actividades", siempre con el principio de estabilidad financiera en mente.
PROPUESTAS DE TARIFA
En concreto, en el departamento de mercados primarios la CNMV se dedica a verificar que se cumplen los requisitos para la admisión de los valores y a autorizar ofertas públicas de adquisición (OPAs). La suma de los ingresos de este departamento rozará los 3,55 millones de euros, suficientes para cubrir los costes previstos (3,51 millones).
Así, las actuaciones de verificación del cumplimiento de los requisitos para la admisión de valores a cotización permitirá ingresar unos 3,45 millones de euros mientras que las acciones relacionadas con la autorización de OPAs aportarán unos 100.000 euros.
En el departamento de mercados secundarios se pretende ingresar 13,26 millones de euros para cubrir los costes del servicio (13,23 millones). Así, la autorización de mercados no permitirá ingresar nada, pero la supervisión de la actividad de miembros de los mercados aportará algo más de 12 millones y la de las rectoras de mercados sumará casi 1,25 millones.
En el departamento de Informes Financieros y Corporativos, la supervisión de entidades cotizadas aportará unos 5,08 millones, mientras que el departamento de Supervisión de ESI y ECA contribuirá a la caja de la CNMV con 8,38 millones gracias a sus acciones de supervisión de los requisitos de solvencia y actividad de ESI (771.000 euros) y a las de supervisión de las normas de conducta de entidades que prestan servicios de inversión (7,6 millones).
Por su parte, el departamento de autorización y registro de entidades contribuirá con 5,72 millones gracias al examen de la documentación para autorizar o declarar no oposición de determinadas personas o entidades y sus actos (401.000 euros), las de inscripción de personas o entidades en los registros oficiales de la CNMV (3,47 millones), las de comprobación de cumplimiento de los requisitos de comercialización en España de IIC no españolas (1,85 millones) y las expediciones de certificados (5.000 euros).
Finalmente, la tasa sobre las actividades de supervisión de requisitos de solvencia y actividad de SGIIC, IIC, depositarias de IIC, SGFT, SGECR y ECR permitirá ingresar más de 10,71 millones de euros. Para el cálculo de las tarifas y la previsión de ingresos, el Gobierno ha considerado como aceptable una desviación no superior al 5% entre el objetivo de ingresos por departamento y el coste asociado al mismo.
SUFICIENCIA FINANCIERA
Con estos ingresos, la CNMV debería ser capaz de mantener sus cuentas en equilibrio y cubrir todos sus gastos, superando un déficit que entre 1999 y 2011 nunca ha bajado de los 6,7 millones, llegando a desfases de hasta 21,67 millones de euros (2005). En lo que va de legislatura, no obstante, el desequilibrio entre ingresos y gastos se ha reducido, y el déficit fue de 3,64 millones en 2012 y de 888.000 euros el año pasado.
Sin embargo, el propio Gobierno reconoce que los gastos de personal de la CNMV se incrementarán en los próximos tres ejercicios, pasando de los 29,29 millones de euros del año pasado hasta más de 31,71 millones en 2016. Lo mismo sucederá con las servicios exteriores y el pago de impuestos, mientras que las amortizaciones se mantendrán estables en 3,11 millones durante el próximo trienio, algo por encima de lo que se tuvo que abonar el año pasado.
De ahí la actualización de las tasas, que busca "adecuar en términos globales los ingresos a los gastos y, en la medida de lo posible, desvincular los ingresos de la coyuntura económica", ya que las diferentes tasas se han comportado de manera diferente en función del momento, lo que "ha hecho patente una inadecuada contribución al total de los ingresos" de la CNMV.
Además, para justificar esta revisión de tasas el Ejecutivo también recuerda que "no sólo los cambios legales que afectan a la materia que la CNMV supervisa exigen la modificación de la regulación" sino que "también hay que tener en consideración el sistema de tasas que otros supervisores" del entorno europeo aplican para "evitar que los costes derivados de las tasas puedan actuar como un elemento negativo en el desarrollo del mercado de capitales" español.
Por otra parte, el documento que acompaña al proyecto de ley presupone que la actualización de las tasas de la CNMV conllevará también una reducción de cargas administrativas, que se cuantifica en un ahorro de 287.000 euros, aunque sin precisar por qué ni de dónde sale esa cantidad.
CAMBIOS RESPECTO DE LA ACTUALIDAD
Con esta propuesta de tarifas, el mayor incremento de ingresos se producirá en las acciones de inscripción de entidades que lleva a cabo la CNMV, que pasaría de recaudar 1,79 millones en 2013 con la normativa vigente a superar los 5,1 millones tras la revisión, un 218,5% de crecimiento.
En el extremo contrario se sitúan las acciones de supervisión de SRCLV, que perderán un 77,7% de la recaudación al pasar de algo más de 23 millones a apenas 5,15 millones. Además, su contribución al total de ingresos del organismo se reducirá desde prácticamente la mitad a un 11%.
Caso particular es el de la supervisión de las entidades cotizadas, que hasta ahora no contribuía a los ingresos de la Comisión pero que ahora permitirá recaudar algo más de 5 millones de euros al año. Por su parte, los certificados se quedarán exactamente como hasta ahora.
Según destacó el Gobierno tras presentar el proyecto de ley, se instauran nuevas tasas sobre la supervisión de las normas de conducta, de los depositarios de instituciones de inversión colectiva o por la supervisión permanente que realiza el departamento de Informes Financieros y Corporativos. Sin embargo, se rebaja "sustancialmente" la tasa de supervisión de participaciones en sociedades de sistema porque "encarece las tareas de custodia de valores en los mercados españoles y puede penalizar indirectamente la actividad de emisión y admisión".