Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSIF afirma que se han perdido 78 empleados públicos al día desde 2010

El sindicato exige a los grupos parlamentarios que hagan un pacto por las administraciones y los servicios públicos
Las administraciones públicas han perdido un total de 155.841 trabajadores desde enero de 2010, lo que supone una pérdida de 78 puestos de trabajo al día, según ha informado la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en la presentación de su informe sobre la destrucción de empleo público desde el comienzo de la crisis.
Por categorías de personal, el sindicato ha destacado el descenso registrado en el colectivo de profesores, con una pérdida de 22.366 personas; profesionales de la Sanidad, con 9.355 empleos menos; el de las Fuerzas Armadas, con 12.257 menos; o el sector de Correos, con un descenso de 11.385 trabajadores.
Según la organización, la reducción de 3.224 efectivos en la Seguridad Social y de 1.351 en la Agencia Tributaria afecta de manera especialmente negativa, ya que este personal es "fundamental" para la concesión de prestaciones sociales a los españoles en un período "muy grave" de crisis económica y para la lucha contra el fraude fiscal.
Por administraciones, en este periodo se han perdido un total de 60.235 efectivos en la Administración Pública Estatal, 603.673 en las administraciones de las comunidades autónomas y 81.228 en ayuntamientos. CSIF ha resaltado el deterioro que se ha producido en ámbitos fundamentales del Estado de Bienestar español como son la Educación y la Sanidad, donde se han perdido un total de 116.000 empleos.
Otro de los datos relevantes para la organización sindical es el progresivo envejecimiento de las plantillas. En 2010, el 44% de la plantilla tenía más de 50 años, mientras que 2015 esta proporción ha aumentado hasta el 60%. Concretamente, un total de 119.518 personas se jubilarán en menos de 15 años, según CSIF.
También ha señalado el deterioro de la calidad del empleo y la destrucción del empleo, ésta última ha sido generalizada en todas las comunidades autónomas desde 2010. Las reducciones más significativas se han dado en Andalucía, Madrid o Castilla-La Macha.
PLAN URGENTE DE RR.HH.
Además, CSIF ha afirmado que iniciará una ronda de contactos con los grupos parlamentarios para que incluyan en sus negociaciones la creación de un pacto que garantice la viabilidad de las administraciones y de los servicios públicos, según ha informado el sindicato en la presentación de su informe sobre destrucción de empleo público desde el comienzo de la crisis económica.
El sindicato, que ya mantuvo contactos con los partidos políticos antes de las elecciones, ha señalado que es "necesario" que en las negociaciones se integre la entrada de un plan "urgente" de recursos humanos para determinar las necesidades de personal que tienen las administraciones públicas y convocar una oferta de empleo público acorde a la situación.
Concretamente, CSIF reclama un programa de crecimiento y de progreso para España. "Los partidos deben hacer un ejercicio de responsabilidad y altura política y buscar un común denominador que podría pasar por un programa de reformas de regeneración política, con una gestión transparente y eficaz de las cuentas públicas, reformas de carácter social y defensa de los servicios públicos, así como un acuerdo en materia laboral que favorezca la creación de empleo y de calidad estable", ha apuntado.
Asimismo, el sindicato ha destacado que seguirá trabajando para conseguir la estructura salarial y las condiciones salariales previas a la crisis e instará a las fuerzas políticas para que trabajen en la reforma de la recuperación política para una gestión más transparente y eficaz de los recursos públicos y conseguir unas administraciones públicas que estén a la altura.