Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSIF manifiesta "indignación" ante la "intransigencia" de Altadis y exige "toda la documentación de su cierre"

El Comité de Empresa decide encerrarse en la planta tras la reunión con la dirección de la fábrica
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), presente en el comité de empresa de Altadis, muestra su "indignación" ante la postura "intransigente" de la empresa, advierte que responderá "con contundencia y con todas las armas sindicales que estén a su alcance para evitar el alevoso cierre de la factoría". También exige que la empresa "entregue toda la documentación justificante de esta decisión".
El director de la planta de Altadis en 'El Sequero', Miguel Ángel del Álamo, ha convocado este jueves 21 de enero al Comité de Empresa para comunicarle oficialmente el cierre de la fábrica, "ante las quejas del propio comité por no haber sido notificado debidamente el cierre de la fábrica por esa dirección".
El comité también ha reclamado la documentación que justifica el cierre de la fábrica, y la empresa les ha remitido a la reunión anunciada para el próximo martes 26 de enero en Madrid.
Del Álamo ha reconocido que a él "le comunicaron el cierre a mediados de diciembre. Un poco antes de la fiesta de Navidad y 125 aniversario de la compañía en La Rioja". Por tanto, los responsables de la matriz Imperial Tobacco "no han sido leales ni con sus trabajadores ni con el Gobierno de La Rioja".
El pasado 17 de noviembre, el jefe de operaciones de Altadis Europa, Ian King, visitó la planta de Agoncillo y no le comunicó nada al director de la fábrica. "Otra muestra de la alevosía con la que ha actuado la empresa", señala el sindicato.
La dirección ha reiterado en su reunión de hoy que el cierre es irreversible. CSIF coincide con el comité y plantea que "no solo es posible sino que se va a luchar con todas sus fuerzas hasta lograrlo".
CSIF critica al director "su afán en defender a la dirección de la compañía, de no dar soluciones de continuidad y su falta de lealtad con los trabajadores de su fábrica".
El sindicato indica que la dirección sigue justificando el cierre por la caída de ventas del 49 por ciento en el mercado español, sin tener en cuenta que es la fábrica más productiva, con mejor calidad y con los costes más baratos de toda Europa, exceptuando la de Polonia que tiene unos costes menores y que cuenta con tecnología más moderna.
Por otra parte, el comité ha exigido que la empresa facilite los proyectos de viabilidad que han barajado antes de plantearse el cierre.
Al comienzo de este año fiscal, la dirección anunció las producciones para este año y las previsiones para el siguiente. Manifestando que se hallaban implicados en un estudio de mejora contínua para definir áreas de ahorro y mejora e identificando algunos puestos de trabajo que pudieran ser perceptibles de amortización. "Otro motivo más para la perplejidad", aseguran.
Durante la reunión de este jueves, también se ha criticado "la mala fe de la empresa al incluir en el proceso a algunos trabajadores de ventas y finanzas (sin definir) que saldrían a final de año, un ardid para que el cierre se tenga que negociar en Madrid y no en la fábrica de Logroño".
ENCERRADOS EN LA FÁBRICA "HASTA QUE SE LES ESCUCHE"
La dirección "se ha negado a entregar ninguna documentación al comité sobre el cierre de la fábrica. Con lo cual, el comité se ha levantado de la reunión y ha comunicado a la empresa que se queda encerrado en la fábrica hasta que se le escuche y se le dé alguna oportunidad de defensa".
CSIF "apoya las decisiones de su delegados y manifiesta su intención de no escatimar ningún esfuerzo en la defensa de todos los puestos de trabajo y contra este brutalcierre de la planta de Agoncillo".