Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSIF rechaza el cierre de la planta de Altadis en La Rioja porque el grupo genera beneficios

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha rechazado el cierre de la planta de producción de Altadis en La Rioja, teniendo en cuenta que Imperial Tobacco, propietaria de la tabaquera, genera beneficios y cuenta con otras fábricas en Europa con sobreproducción y exceso de horas.
Altadis ha comunicado este martes a los sindicatos el cierre de esta fábrica, lo que supone la continuación del ERE iniciado en 2009 y que ya ha supuesto la salida de en torno a un millar de trabajadores en toda España. Desde entonces se han cerrado las fábricas de Alicante, Cádiz y Palazuelo (Cáceres).
Si se materializa el cierre de la planta de cigarrillos rubios y negros de La Rioja, Altadis únicamente dispondría ya de una fábrica en España, concretamente, la factoría de puros de Cantabria.
CSIF, presente el comité de empresa de Altadis, ha advertido de que la tabaquera también prevé un nuevo plan de reestructuración en los departamentos financiero, de contabilidad y ventas en toda España, al tiempo que ha denunciado que lleva años sustituyendo empleo de personal con más antigüedad por eventuales y contrataciones externas por trabajadores en condiciones económicas inferiores.
MEDIDAS DE PRESION.
El sindicato estudiará a lo largo de los próximos días la situación planteada por la empresa y valorará antes de final de mes una respuesta y posibles medidas de presión frente a esta medida "injusta".
Por último, ha reclamado a la empresa un plan que garantice la viabilidad de la única fábrica que por el momento quedaría, así como la mediación política para que no desaparezca una "centenaria y emblemática" fabrica como es la de Logroño, teniendo en cuenta además el nuevo ciclo económico de crecimiento.