Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSIF se reúne con el vicesecretario sectorial del PP para evitar el cierre de la fábrica de Altadis en Logroño

Los trabajadores temen que, en mitad de la negociación, la empresa venda las marcas o subaste las máquinas de Sequero
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, se ha reunido este martes con el vicesecretario sectorial del Partido Popular, Javier Maroto, y el presidente de este partido en La Rioja, Pedro Sanz, para evitar el cierre anunciado de la fábrica de Altadis en Logroño.
En concreto, a la reunión han asistido los presidentes nacional y autonómico de CSIF, Miguel Borra, y Jesús Vicente Hernández, respectivamente, así como los delegados sindicales de CSIF en Altadis, Daniel Varona y Eduardo Steven, según ha informado el sindicato en un comunicado.
En la reunión, el PP ha mostrado y compartido la preocupación de CSIF por la situación y les ha trasladado su "voluntad de trabajar" en la interlocución para tratar de evitar el cierre de la fábrica de Logroño.
El objetivo del sindicato es "paralizar" las pretensiones de la tabaquera, creando un plan de viabilidad que garantice, a corto y medio plazo, el futuro de las dos únicas fábricas que por el momento quedan, así como la mediación política para que no desaparezca una planta centenaria y emblemática en la historia de España.
CSIF ha indicado que los trabajadores temen que, en medio de la negociación, la empresa opte por vender las marcas o subastar las máquinas de Sequero, algo que, según el sindicato, supondría una nueva "traición" a los derechos de los empleados, impidiendo cualquier posibilidad de continuidad de la factoría riojana.
RESPALDO DE LOS SINDICATOS DE IMPERIAL
Por otro lado, los trabajadores de Imperial Tobacco de Europa han defendido la viabilidad de la fábrica de cigarrillos rubios y negros de Altadis en La Rioja y han rechazado su cierre al considerar que se trata de un centro viable, por lo que solicitan a la multinacional que reconsidere su decisión.
"La actual sobrecapacidad que existe en las fábricas de Europa, por sí sola, no justifica el cierre de centros con solvencia, altamente cualificados y productivos, que además tienen sede en países con mercados importantes para la compañía", señala el Comité Selecto, que agrupa los comités de empresa de toda Europa, en una carta remitida a la consejera delegada de Imperial Tobacco, Alison Cooper, a la que tuvo acceso Europa Press.
En la misiva, los trabajadores reclaman a la compañía que mantenga el compromiso adquirido el pasado 3 de diciembre, cuando aseveró, según señalan los empleados, que en 2016 no se cerraría ninguna fábrica en Europa.
Por ello, el Comité Selecto, que volverá a reunirse el próximo 1 de marzo en Londres, ha solicitado a Imperial Tobacco que reconsidere su decisión de cesar la actividad de la fábrica de Logroño el próximo 30 de junio de este año tras poner en marcha un plan de reestructuración que afectará inicialmente a 471 empleados, ya que no hay razones para ello.
"Manifestamos nuestro rechazo al cierre de un centro que es viable, que es la enseña y representación de Imperial Tobacco en España, cuyo mercado aporta cuantiosos beneficios, lo que va a dejar en el paro a 470 familias de forma directa y más de 1.000 de manera indirecta", señala el comité en la carta.