Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nueva Caixa Catalunya gana 91 millones hasta junio, un 7,5 por ciento más

Una gráfica con el balance de la Caixa Catalunya en una reunión de la junta directiva. EFE/Archivotelecinco.es
Caixa de Catalunya, Tarragona y Manresa ha obtenido un resultado atribuido al grupo de 91 millones de euros, un 7,5% más en comparación con el agregado de las tres entidades para el primer semestre del año 2009, según ha informado hoy la nueva entidad en un comunicado.
El margen de explotación, que refleja la actividad bancaria, se situó en 190,4 millones, un 57,4% menos que en el primer semestre del año pasado mientras que la tasa de morosidad se ha situado en el 5,22%.
La nueva entidad, fruto de la fusión de las cajas Catalunya, Tarragona y Manresa, empezó a operar el pasado día 1 de julio tras ser autorizada la operación y fue una de las entidades que suspendieron las pruebas de resistencia de la banca europea.
La reducción de dotaciones para tener controlada la morosidad y los efectos fiscales ha favorecido el resultado final positivo respecto al mismo periodo del año anterior.
Según la nueva entidad, los beneficios de 91 millones de euros son superiores a los resultados previstos inicialmente en el plan de integración.
El margen financiero ha caído un 24,8% hasta situarse en los 461,3 millones y el margen bruto ha alcanzado los 648,8 millones, un 26,6% menos.
Los gastos de explotación han aumentado un 4,7% y reflejan una parte de los costes vinculados al proceso de reestructuración previsto en el plan de integración, mientras que las sinergias se harán efectivas a partir del segundo semestre.
El proceso de reestructuración previsto en el plan de integración se está llevando a cabo y un mes después de la creación de la nueva entidad se han cerrado 160 oficinas, un 40% de las previstas en el plan.
Las dotaciones por insolvencias y por deterioro de activos retroceden un 63,7% debido a la reducción del saldo de dudosos y a las menores dotaciones por inmuebles, gracias a la favorable evolución de las ventas que está permitiendo reducir la inversión total en inmuebles y disminuir las potenciales dotaciones estimadas por el Banco de España en el escenario más adverso de las pruebas de solvencia.
Durante el primer semestre del año se han vendido o alquilado casi 2.000 viviendas por un total de 666 millones de euros.
La cuenta de resultados de este primer semestre no incluye la plusvalía prevista por la venta de un 50% de las compañías de seguros a Mapfre, por un precio de 531 millones, que se pagarán en diferentes plazos y supondrán una plusvalía de 415 millones.
La ratio Tier 1 -proporción de recursos propios de máxima calidad del total de activos ponderados por riesgo- se situará rozando el 7% de acuerdo con los primeros estados financiero agregados de la nueva entidad, relativos a julio de 2010.