Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CaixaBank avisa de que España incumplirá el objetivo de déficit en 2016, con un 3,9% del PIB

Por el efecto de la reforma fiscal y el aumento del gasto en pensiones
El servicio de estudios de CaixaBank avisa de que España también incumpliría el nuevo objetivo de déficit público para 2016, del 3,6% del PIB, pendiente de aprobación por parte de Bruselas. En su lugar, solo podrá reducir este saldo hasta el 3,9% del PIB desde el 5% actual.
Tampoco prevé la entidad financiera que se cumpla en 2017, cuando el Gobierno en funciones se ha propuesto haber reducido el déficit al 2,9% del PIB, y espera que el saldo sea aún del 3,1%, por encima del límite del 3% del PIB marcado en el protocolo de déficit excesivo.
Ante este escenario, CaixaBank Research cree que cumplir con Bruselas "no se prevé fácil", ni siquiera con la aplicación de los acuerdos de no disponibilidad de crédito aprobados por el Gobierno.
Por un lado, la entidad espera que la mejora económica y la evolución de los tipos de interés contribuyan de nuevo a la reducción del déficit, puesto que, por el lado de los ingresos, es de esperar una mayor recaudación impositiva.
En particular, señala que la renta disponible de los hogares aumentará un 3% en 2016, lo que sumado a la mejora de los beneficios empresariales, debería llevar a mayores ingresos por IRPF, Impuesto de Sociedades e IVA.
Por otro lado, los ingresos por cotizaciones sociales también deberían aumentar gracias a un aumento de la ocupación del 2,5% durante el año.
En el caso del gasto, los desempleados se reducirán un 10% este año, con el consiguiente retroceso del gasto en prestaciones, y el pago de los intereses de la deuda seguirá decreciendo gracias al mantenimiento de un entorno de tipos de interés muy bajos por parte del BCE.
Más aún, CaixaBank Research tiene en cuenta que un crecimiento de la economía llevaría a amortiguar el saldo negativo de las cuentas públicas dentro de la ratio déficit/PIB.
Como conclusión, el análisis de la entidad financiera estima que el ciclo económico permitiría reducir este desequilibrio en 1,4 puntos porcentuales.
Sin embargo, si bien el acuerdo de no disponibilidad de créditos del Estado contribuirá a ahorrar 2.000 millones de euros, "la menor presión fiscal propiciada por la reforma tributaria y el aumento del gasto en pensiones actuarán en sentido contrario", por lo que "es probable que el déficit acabe situándose cerca del 4% del PIB", añade CaixaBank Research.
El análisis va más allá de este año y señala que, a falta de conocer el detalle de las medidas concretas recogidas en el nuevo Plan de Estabilidad 2016-2019, el déficit público cerrará 2017 en el 3,1% del PIB en lugar del 2,9% que prevé el Gobierno en funciones.
EL LADO POSITIVO: HABRÁ MÁS CRECIMIENTO.
En el lado positivo del incumplimiento está que la economía podrá crecer más, hasta el 2,8% en 2016, una décima más de lo previsto en el último cuadro macroeconómico, y un 2,4% en 2017, en línea con el pronóstico oficial.
En conjunto, el servicio de estudios de CaixaBank Research estima que el crecimiento económico será "sólido" este año, "aunque más moderado". Tras las grandes cifras, el sector exterior volverá a contribuir positivamente, "aunque poco a poco y en cotas moderadas", gracias al fuerte incremento de las exportaciones y, en menor medida, a la leve desaceleración de las importaciones.
Además, el estudio indica que los datos van confirmando un "escenario de mejora intensa del empleo", que, sin embargo, "debería desacelerarse poco a poco en los próximos meses".
No obstante, CaixaBank Research explica que el incremento de la tasa de paro hasta el 21% en el primer trimestre se debe al descenso habitual del empleo en los primeros meses del año, con lo que es de esperar que se cierre el año por debajo del 20%.
En consecuencia, la ratio entre el 'stock' de deuda privada y el PIB continuará reduciéndose en los próximos trimestres, un proceso que seguirá siendo compatible con un incremento de los flujos de crédito hacia familias y empresas.
Así, CaixaBank Research espera que el flujo de crédito a familias y empresas crezca en los próximos meses y que se apuntale de este modo la recuperación del sector inmobiliario.