Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CaixaBank formaliza la integración de Banca Cívica

Las nuevas acciones de CaixaBank emitidas por la fusión cotizarán el lunes
CaixaBank ha finalizado este viernes los trámites legales para integrar Banca Cívica tras inscribir la escritura de fusión en el Registro Mercantil, ha informado la entidad en un comunicado.
Según el proyecto de fusión, CaixaBank entregará cinco acciones de la entidad, de un euro de valor nominal cada una, por cada ocho acciones de Banca Cívica, y se prevé que CaixaBank entregue 71.098.000 acciones propias en autocartera y 233.000.000 acciones de nueva emisión, también de un euro de valor nominal, para atender el canje de la fusión.
Las acciones entregadas darán a sus titulares los mismos derechos que tienen el resto de accionistas de CaixaBank, y se prevé que las nuevas acciones emitidas a causa de la fusión se admitan a negociación en las Bolsas de Valores españolas el próximo lunes, mientras que las acciones de Banca Cívica dejarán de cotizar este viernes a cierre de mercado.
CaixaBank superará los 800.000 accionistas una vez se conviertan las emisiones de bonos convertibles ya emitidas y después de la incorporación de los 83.000 titulares de acciones de Banca Cívica.
La fusión de CaixaBank y Banca Cívica da como resultado una entidad con más de 13 millones de clientes y unos activos de 357.000 millones de euros, de los que 236.000 millones son créditos.
Además, los recursos totales de clientes se elevan hasta los 305.000 millones y la plantilla sumará más de 31.000 empleados.
Todo ello convierte a CaixaBank en la entidad líder en el mercado financiero de Andalucía, Baleares, Canarias, Catalunya y Navarra; y segunda en Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Madrid y País Vasco.
CAMBIO DE ROTULACIÓN
CaixaBank ha cambiado la rotulación de las oficinas de Banca Cívica, un proceso que afecta a más de 1.300 oficinas, para que luzcan la marca de las cajas que formaban parte de Banca Cívica (CajaCanarias, Caja Navarra, Caja de Guadalajara, Caja de Burgos y Cajasol), junto al símbolo de La Caixa, en sus territorios de origen.
A pesar de que este viernes se ha producido la integración formal, la operativa de los clientes no cambiará hasta abril de 2013, cuando se integren también las plataformas operativas.
En concreto, la entidad prevé que en octubre se integre la plataforma de Caja Navarra, en diciembre las de Cajasol y Caja de Guadalajara, mientras que en 2013 se integrarán CajaCanarias (febrero) y Caja de Burgos (abril).
Asimismo, a partir de esta fecha, todos los clientes de Banca Cívica podrán efectuar reintegros a débito con sus tarjetas, sin comisión alguna, en toda la red de cajeros automáticos de La Caixa que, tras la fusión, alcanzará la cifra de 10.000 cajeros en toda España.
Tras realizar las integraciones, las cuentas corrientes y las libretas de ahorro de estas entidades cambiarán de numeración, aunque este cambio no afectará a los recibos domiciliados ni a las transferencias ni a los abonos recibidos, por lo que el cliente no debe realizar ninguna gestión, y los créditos e hipotecas mantendrán las condiciones pactadas.
En cuanto a las tarjetas de Banca Cívica, podrán utilizarse hasta que el usuario active las de La Caixa, que recibirá en su domicilio tras la integración de los sistemas informáticos.