Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CaixaBank no prevé nuevas operaciones de fusión

Fainé dice que la entidad quiere mantenerse en Portugal con BPI, pero insiste en suprimir la limitación del derecho a voto
El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé, ha asegurado este viernes que el banco catalán no tiene prevista ninguna nueva operación de fusión con otras entidades, a excepción de la posible compra del banco portugués BPI.
"No hay ninguna operación estudiada ni ninguna negociación en marcha con ninguna de las entidades", ha afirmado Fainé en la rueda de prensa de presentación de resultados de 2015.
"Tenemos el tema con el BPI, en el que estamos ahora centrados. No estamos estudiando ninguna otra operación", ha añadido, y ha asegurado que no ha tenido ningún contacto con Banco Popular ni Ibercaja.
A principios del año pasado, CaixaBank anunció su intención de lanzar una Oferta Pública de Adquisición (OPA) sobre todas las acciones que no controla de BPI, entidad donde ya es el primer accionista con el 44,1% del capital y cuatro consejeros.
Sin embargo, en junio el consejo de administración de la entidad catalana decidió retirar la OPA después de que los accionistas de BPI rechazaran suprimir en los estatutos del banco luso la limitación del 20% en los derechos de voto, una de las condiciones que exigía CaixaBank.
La entidad presidida por Isidre Fainé señaló que iniciaría a partir de entonces una fase de análisis de las alternativas estratégicas disponibles respecto de su participación en BPI, teniendo en cuenta los objetivos de su Plan Estratégico 2015-2018.
SEGUIR EN PORTUGAL
Fainé ha asegurado este viernes que su intención es seguir en Portugal y mantener BPI como un banco portugués con el paraguas de CaixaBank para que pueda seguir desarrollando su actividad bancaria.
"Es cierto que tenemos que resolver diferencias con nuestros socios, pero estamos abiertos a llegar a acuerdos y tenemos paciencia", ha añadido.
Sin embargo, Fainé ha reiterado que es necesario suprimir en los estatutos del banco luso la limitación del 20% en los derechos de voto: "No puedes ir poniendo capital en una entidad en la que siempre tengas el mismo porcentaje de voto, no tiene sentido", ha argumentado.
"Como quiero al banco y quiero lo mejor para el banco, hay que hacer una alianza o hay que quitar esta limitación del derecho de voto para que podamos poner más capital", ha zanjado.