Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Calidad Pascual tiene a Latinoamérica en el "horizonte" y sienta las bases para invertir fuera

El presidente de Calidad Pascual, Tomás Pascual, ha afirmado este martes que en la compañía están "muy esperanzados" al haber un "mundo muy grande" a integrar, por lo que ha avanzado que la empresa seguirá con su proceso de internacionalización en el sudeste asiático y en África subsahariana, con Latinoamérica en el "horizonte", y ya sienta las bases para empezar a realizar inversión industrial en esos países.
Así lo ha señalado durante su intervención en el Congreso 'Directivos sin fronteras', organizado por la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), en el que ha destacado que la industria agroalimentaria es la primera de España, con casi 100.000 millones de euros de facturación, si bien se encuentra "muy fragmentada", ya que el 95% de las empresas cuentan con menos de cinco empleados.
Pascual ha advertido de las dificultades de las empresas más pequeñas para salir fuera, por lo que ha defendido la necesidad de más recursos, como los ofrecidos por el ICEX o el ICO para salir al exterior, algo necesario porque "la industria agroalimentaria española no está creciendo en España, está creciendo fuera".
Por ello, Calidad Pascual pone su punto de mira en el sudeste asiático, en países como Filipinas, Indonesia y Malasia, con un potencial de adquisición de productos nuevos en el entorno del 20% o el 25% de la población local.
Otro área en el que ya trabaja el grupo es la zona de África subsahariana, a pesar de que prevé que su implantación allí "irá más lenta", pero en la que augura "crecimientos muy importantes" en países como Angola o Nigeria, que a pesar de que salen de una base económica "muy pequeña", al no invertir nadie allí, consigue cuotas del 40% o el 50%.
Además, Pascual ha asegurado que la compañía familiar sigue teniendo en el "horizonte" a Latinoamérica, pero allí la industria está "mucho más desarrollada", en una nueva fase de Calidad Pascual que se centra en la inversión en el mercado y el consumidor y en "empezar a poner las bases para comenzar a hacer inversión industrial local" en esos países.
"Hay mercados grandes como para tener un gran clúster al que abastecer", ha aseverado Pascual, quien ha explicado que España tiene suficiente valor al ser "barato" para transportar sus productos, si bien para hacerlo fuera se precisan "costes ajustados".
El presidente de Calidad Pascual, compañía que cuenta con 500 ganaderos, trabaja 30.000 vacas y compra leche por valor de 130 millones de euros, ha defendido que el sector agroalimentario es "muy vertebrador" y ha subrayado la necesidad de proveedores de materia prima "excelentes", ya que "se crea más valor cuando trabajas con otros".
En esta línea, ha reconocido que Calidad Pascual, con 120.000 clientes, tendría "más dificultades" si desaparece el ganadero español, ya que su coste más importante es el transporte, tras la materia prima y el personal.