Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cameron insta a los líderes de la eurozona a "asumir su responsabilidad"

El primer ministro británico, David Cameron, ha instado este domingo a los líderes de la Eurozona a "asumir su responsabilidad por su moneda" común y a "resolver los problemas del euro" tras criticar el "escalofriante" impacto que está teniendo la crisis de la eurozona en la economía británica y más allá.
"Está en el interés de Reino Unido que haya una eurozona fuerte y sana", ha insistido el 'premier' en rueda de prensa al término del Consejo Europeo a 27. "No habrá recuperación de la economía británica si no hay recuperación en la eurozona", ha reconocido el británico, que ha considerado "inevitable" que los países que comparten el euro acepten "una mayor integración fiscal".
Cameron ha saludo "los buenos progresos" que han realizado los Veintisiete para acordar "un paquete global" para resolver la crisis de la eurozona, pero ha reconocido que hacen falta "más progresos" todavía para lograr "una solución definitiva" en virtud de la cual la confianza en el euro quede "fuera de toda duda".
Por ello, ha saludado la celebración de una nueva cumbre el próximo miércoles para "finalizar" los detalles, incluido del plan de recapitalización bancario tras dejar claro que no hay una cifra pactada. "Falta tomar la decisión final", ha insistido, preguntado si los Veintisiete ya han respaldado una recapitalización adicional de 100.000 millones de euros para las entidades europeas. "Nos da oportunidad de finalizar la recapitalización bancaria y continuar el paquete global que ponga al euro en un futuro en un fundamento más seguro", ha explicado.
Cameron ha defendido la necesidad de "reforzar" el fondo de rescate europeo para evitar "el contagio" de la situación en Grecia a otros países, aunque no ha querido "especular sobre cualquier otro país" que pudiera necesitar ayuda financiera. "Empezamos a ver los elementos de un paquete fuerte que empieza a crearse", ha reconocido, aunque ha insistido a "no ignorar los problemas reales" como es "el insuficiente crecimiento".
El primer ministro británico ha dejado claro que los Veintisiete todavía no han acordado si será necesario o no un cambio del Tratado de la UE, una "posibilidad" que no descartan para avanzar en la integración del futuro gobierno económico de la eurozona, pero tras recordar que todo cambio normativo requiere "la unanimidad" de los Veintisiete y que se trata de un proceso que puede durar "años", Cameron ha insistido en que Reino Unido aprovechará en todo caso la oportunidad para "repatriar poderes de vuelta a Bretaña" desde Europa.
"Cualquier cambio del Tratado será utilizado para avanzar en nuestros intereses", ha insistido el primer ministro británico, que ha recordado que el anterior cambio del Tratado fue aprovechado para recibir garantías de que Londres no participará en el fondo de rescate.
En cualquier caso, Cameron ya ha dejado claro que una mayor integración económica de la Eurozona "no puede ser a expensas" del resto de socios que no comparten el euro, motivo por el cual ha insistido en las "garantías" que pide Londres para que quede claro que todas las decisiones que afecten a los intereses de los Veintisiete, por ejemplo de índole fiscal o que afecten al mercado único europeo, se seguirán tomando a 27.
Cameron ha defendido que Reino Unido se encuentra en una posición "más competitiva" que sus correligionarios de la eurozona tras recordar que el país promovió una recapitalización bancaria en 2008 "mucho más amplia", por sus "planes fiscales claros" para reducir el déficit y por "la depreciación significativa" de la libra esterlina.
"No quiero que Reino Unido entre en el euro. Está en nuestro interés nacional tener nuestra propia moneda", ha zanjado, aunque también ha insistido en que "no es el momento" de celebrar un referéndum en el país sobre la salida o no del país de la UE.
Por otra parte, fuentes de la oficina del primer ministro han informado de que Cameron ha decidido suspender el viaje que la próxima semana iba a realizar a Japón y Nueva Zelanda para así poder participar en la cumbre prevista para el próximo miércoles.
"Como se ha convocado un Consejo Europeo para el miércoles, el primer ministro ha tenido que cancelar a su pesar su viaje programado a Japón y Nueva Zelanda", ha señalado la fuente en declaraciones a Reuters.