Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Campofrío multiplica por 12 su beneficio en 2015, hasta 147 millones, y mantiene estable las ventas

Campofrío ha multiplicado por 12 su beneficio neto en 2015, hasta alcanzar los 147 millones de euros, frente a los 12,7 millones de euros registrados en el ejercicio precedente, según ha informado la empresa en un comunicado.
La cárnica, que forma parte del Grupo Sigma, ha mantenido estables sus ventas tras alcanzar los 1.925 millones de euros, un 0,5% menos respecto al ejercicio anterior, mientras que en volumen se situaron en 431.156 toneladas, un 0,3% menos.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) es de 315,4 millones de euros, incluyendo un resultado extraordinario no recurrente de 137,1 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 77% respecto al ejercicio anterior, si bien condicionado al alza por el ingreso extraordinario del cobro por parte de las aseguradoras correspondiente a la pérdida de la fábrica La Bureba.
A 31 de diciembre de 2015, la deuda financiera neta se sitúa en 186,5 millones de euros, frente a los 362 millones de euros del ejercicio anterior, con lo que el ratio de apalancamiento se sitúa en 1,05 veces, frente a las 2,3 veces de 2014, lo cual le permitirá afrontar la construcción de la nueva fábrica en Burgos, cuya inauguración está prevista a finales de 2016.
Campofrío ha recordado que el pasado año llevó a cabo un proceso de refinanciación con una emisión de bonos por valor de 500 millones de euros. Esta emisión obtuvo en el momento de su lanzamiento el cupón más bajo de la historia en el mercado de bonos corporativos para emisores sin grado de inversión de la Península Ibérica, así como de la industria de la alimentación a nivel mundial.
Por otro lado, la cárnica ha recuperado en 2015 la cuota de mercado de los productos, que se vieron afectados por el incendio de la fábrica burgalesa de La Bureba.