Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cañete anuncia una normativa de DO para reforzar los consejos reguladores suprautonómicos

El objetivo es establecer un régimen jurídico común con criterios homogéneos
El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha anunciado este lunes que el Gobierno está trabajando en un anteproyecto de ley de Denominaciones de Origen (DO) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) de ámbito suprautonómico que reforzará el papel de los consejos reguladores y que prevé que esté acabado en el primer trimestre de 2014.
En declaraciones a los periodistas tras la entrega de las 'Distinciones Excelencia Cava' del Consejo Regulador del Cava, Cañete ha dicho que el objetivo es "armonizar la legislación y regular las DO" para establecer un régimen jurídico común, independiente del tipo de producto, con criterios homogéneos para el reconocimiento de las denominaciones y la regulación de las tareas de gestión, protección y control.
Ha añadido que la nueva normativa regulará consejos reguladores como el Consejo Regulador de la DO Rioja y el Consejo Regulador del Cava, y se ha mostrado convencido de que este último tendrá un buen encaje en el modelo, ya que se han analizado las observaciones que este consejo ha transmitido.
Así, ha dicho ser "sensible" en valorizar a los vinos provenientes de explotaciones vitivinícolas en territorios determinados, lo que se considera en la normativa comunitaria como una Unidad Geográfica Menor, y ha asegurado que el Ministerio trabajará para que el Cava que proceda exclusivamente de los viñedos de este territorio pueda utilizar la designación 'calificado' en el etiquetado, presentación y publicidad, haciendo referencia a su origen.
EXPORTAR PRECIO
Cañete ha apostado por aumentar las exportaciones de cava y vino ante la caída del consumo nacional, pero no sólo la cuota, sino que ha considerado fundamental posicionar estos productos en el segmento de precio que les corresponde a su calidad de excelencia en los mercados internacionales, para lo que el Gobierno facilitará campañas de promoción: "Debemos aumentar las exportaciones, pero no vender el cava como un producto barato".
Por su parte, el conseller de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat, Josep Maria Pelegrí, también se ha referido a la atonía del mercado nacional, y a la importancia de desestacionalizar el cava, ya que es una bebida muy ligada a las fiestas de Navidad, cuando se genera el 30% de su consumo.
Tanto Cañete como Pelegrí han coincidido en atribuir el descenso del cava en el mercado nacional a la crisis y no a un boicot, ya que Cañete ha considerado que no existen campañas que lo promuevan, y Pelegrí ha considerado que el cava catalán todavía puede conquistar muchos mercados, como ha hecho con Bélgica.
También han destacado en sus intervenciones en la entrega de premios que el vino es un producto de la dieta mediterránea, han recomendado su consumo imprescindible, aunque con moderación, y han recalcado la responsabilidad y el papel del Consejo Regulador del Cava en la divulgación de los valores de este espumoso.