Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Canon aumenta un 2,6% sus ganancias en 2013, hasta los 1.654 millones

La compañía japonesa de electrónica Canon obtuvo en 2013 un beneficio neto atribuido de 230.483 millones de yenes (1.654 millones de euros), un 2,6% más que los 224.564 millones de yenes (1.612 millones de euros) que ganó en 2012, según informó la empresa en un comunicado.
Las ventas netas de la corporación japonesa de electrónica alcanzaron en el conjunto del año los 3,73 billones de yenes (26.780 millones de euros), lo que supone un 7,2% más en comparación con los 3,48 billones de yenes (24.976 millones de euros) que ingresó en el ejercicio anterior.
En los tres últimos meses del año, Canon obtuvo un beneficio neto de 64.256 millones de yenes (461 millones de euros), un incremento del 5% respecto del mismo periodo de 2012, mientras que las ventas crecieron un 8,8%, hasta los 1,03 billones de yenes (7.427 millones de euros).
La compañía destaca que en los mercados en los que opera, debido a la desaceleración económica de los países emergentes y al "estancamiento" de Europa, y a pesar de que las economías de Estados Unidos y Japón comenzaron su recuperación, la demanda se ha mantenido "plana" lo que llevó, según Canon, a un "duro clima de negocios para los productos de consumo".
Entre dispositivos multifunción de oficina (MFD's), los modelos de color siguen siendo el motor del crecimiento de Canon, mientras que la demanda para las impresoras láser cambió su tendencia hacia la recuperación. Canon señala que aunque la demanda de cámaras digitales de lentes intercambiables continuó mostrando un fuerte crecimiento en Japón, pero la demanda externa no alcanzó el nivel del año anterior.
En cuanto a las cámaras digitales compactas, Canon remarcó que la demanda continuó disminuyendo tanto en países desarrollados como en los mercados emergentes. La demanda global de mercado para las impresoras de inyección de tinta, afectada por la prolongada recesión económica, también disminuyó en todos los principales mercados.