Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carbures aporta su tecnología a un proyecto europeo para fabricación de piezas de avión en grafeno

La Unión Europea (UE) ha confiado en la multinacional española Carbures, junto con otros nueve socios, en el desarrollo de un proyecto de seguridad aérea para el uso de grafeno en la construcción de aviones. Carbures aportará su conocimiento y su desarrollo tecnológico propios al proyecto de la UE, que cuenta con un presupuesto global de 3,3 millones de euros y cuyo objetivo es el de mejorar la seguridad de aeronaves con estructuras compuestas con láminas de grafeno.
Según ha indicado Carbures en un comunicado, el consejero delegado de la compañía, Rafael Contreras, afirma que "para nosotros es una gran muestra de reconocimiento a nuestra tecnología, a años de trabajo en este campo y a nuestra capacidad industrial para la fabricación de piezas en grafeno y otros materiales compuestos, que mejoran tanto la seguridad como la eficiencia de los aviones".
La relevancia de la inclusión de nanoparticulas de carbono con grafeno en los materiales para la fabricación de piezas de avión radica en que mejoran las propiedades conductoras de esos materiales, lo que permite a los constructores de aviones cambiar las piezas de metal por las de materiales compuestos sin tener que cambiar el orden que se sigue en las actuales cadenas lineales de producción, explica.
Es decir, que la inclusión del grafeno permite "dar un salto más y acelerar la producción de piezas aeronáuticas en materiales compuestos para fabricar aviones más ligeros y eficientes, menos contaminantes y, además, mucho más seguros".
Carbures, surgida en la provincia de Cádiz, es un grupo industrial tecnológico que fabrica piezas en materiales compuestos, como la fibra de carbono, para los sectores relacionados con la movilidad, como el aeronáutico, la automoción, el ferroviario, así como para otros sectores como el de obra civil.