Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos Slim compra una mansión en Manhattan por 44 millones de dólares

Esta operación se suma a otra cerrada el mes pasado, cuando Carlos Slim pagó 140 millones de dólares por un edificio de oficinas de 11 plantas también en la Quinta Avenida, muy cerca del Empire State. EFE/Archivotelecinco.es
El empresario mexicano Carlos Slim, el hombre más rico del mundo según la revista Forbes, ha invertido 44 millones de dólares en comprar una mansión en la Quinta Avenida de Manhattan, según publica hoy The Wall Street Journal.
El diario neoyorquino, que cita como fuente a "diversos agentes" inmobiliarios, asegura en su web que la operación es "la cuarta más cara jamás cerrada en la ciudad" sobre este tipo de edificios, de estilo neoclásico francés y de pocas plantas de altura.
Esta operación se suma a otra cerrada el mes pasado, cuando Slim, que además es uno de los principales accionistas del diario The New York Times, pagó 140 millones de dólares por un edificio de oficinas de 11 plantas también en la Quinta Avenida, muy cerca del Empire State.
Según lo publicado por The Wall Street Journal, el nuevo edificio que se encuentra frente al Metropolitan Museum, en el adinerado barrio del Upper East Side, ha sido comprado a través de una compañía.
Las escrituras fueron firmadas por el mismo abogado que selló la compra del inmueble adquirido el mes pasado.
"Varios agentes (inmobiliarios) confirmaron que (Slim) es el comprador", asegura el diario neoyorquino, que detalla que el inmueble se mantiene como la única mansión privada que queda en la Quinta Avenida de Manhattan, después de que en los años 20 muchas se reconvirtieran en edificios de apartamentos y oficinas.
Construido en 1901 y conocido como la Mansión Duke-Semans, el inmueble tiene unos 1.860 metros cuadrados y fue propiedad de los herederos del magnate del tabaco Benjamin Duke hasta 2006, cuando se vendió por 40 millones de dólares.
Esa cantidad marcó en su día un récord de precios para la ciudad y el comprador fue, siempre según el diario, Tamir Sapir, un taxista que terminó haciendo fortuna con el petróleo ruso y que ahora se dedica al negocio inmobiliario.
Sapir puso a la venta el inmueble en enero pasado inicialmente por 50 millones de dólares y la compra por parte de Slim, por 6 millones de dólares menos, se selló el pasado 21 de julio.