Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caruana defiende que definir la tolerancia al riesgo depende de cada entidad y no del supervisor

El exgobernador del Banco de España y director gerente del Banco de Pagos Internacional (BIS, por sus siglas en inglés), Jaime Caruana, ha defendido el papel de la institución durante su mandato y ha apuntado que definir la tolerancia al riesgo de cada entidad financiera dependía de los gestores de la misma y no del supervisor.
Así lo ha señalado quien fuera el gobernador del Banco de España entre los años 2000 y 2006, en la Presidencia de José María Aznar, durante su intervención en la comisión del Congreso que investiga la crisis financiera, la quiebra de las cajas y el rescate bancario.
Caruana ha apuntado que el supervisor alertó con "insistencia" sobre los riesgos y presentó a las entidades financieras escritos con recomendaciones y requerimientos, especialmente relacionados con los riesgos del crédito, la contabilización de los riesgos y observaciones de carácter general sobre la política crediticia.
El exgobernador del Banco de España ha reconocido que una implementación "más rápida" de la normativa Basilea II en España podría haber ayudado a mitigar los efectos de la crisis, ya que cuando finalmente se puso en marcha, en 2008, "ya se conocía que también resultaba insuficiente" para frenar los efectos de la crisis.
Caruana ha defendido que el Banco de España aplicó la misma política supervisora con todas las entidades financieras y ha afirmado que algunas tomaron más riesgos y los gestionaron de peor forma. Además, ha apuntado que la institución ahora gobernada por Luis María Linde advirtió de los problemas específicos de las cajas de ahorros, de su gobernanza y de la necesidad de que se gestionaran con rigor.