Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CatalunyaCaixa deja la aplicación del grueso del ERE para después del verano

El grueso del expediente de regulación de empleo (ERE) de CatalunyaCaixa que afecta a 1.557 empleados no se aplicará hasta que se complete la integración informática en el Grupo BBVA, prevista para después de verano, han informado a Europa Press fuentes sindicales.
El próximo miércoles, 20 de enero, se cerrarán 10 sucursales, con lo que la entidad habrá eliminado 50 de las 150 previstas --todas en Cataluña--, y no hay ningún cierre más programado hasta que la tecnología permita a las oficinas de BBVA recibir a los clientes de la antigua caja de ahorros catalana.
Estos cierres, que se iniciaron a finales de noviembre, fueron definidos para eliminar duplicidades, y ya se plantearon de manera escalonada.
El ERE de CatalunyaCaixa, que tiene el 31 de diciembre de 2017 como fecha límite de aplicación, afecta a los mencionados 1.557 trabajadores, de los que 1.063 se adhirieron a bajas voluntarias en diferentes modalidades.
Se registraron 608 prejubilaciones, 49 extinciones voluntarias para mayores de 50 años, 167 excedencias remuneradas con el 25% del salario y compromiso de reingreso en cinco años en la entidad, y 239 extinciones incentivadas con primas por antigüedad y treinta días por año con mínimo de 50.000 euros.
Los 225 despedidos forzosamente percibirán como indemnización 30 días por año trabajado con un máximo de treinta mensualidades, y también hay 269 adhesiones de empleados de CatalunyaCaixa a vacantes disponibles en BBVA --150 en Cataluña--.
UN CENTENAR DE SALIDAS
Hasta ahora ha habido un centenar de salidas de trabajadores, la mayoría correspondientes a bajas voluntarias, ya que de momento solo ha habido 13 despidos forzosos y 11 personas que han pasado de CatalunyaCaixa a BBVA.
Entre diciembre y enero también se han programado 40 retornos a Cataluña de empleados de la antigua caja que habían sido trasladados a otros centros de trabajo de España, y que ahora vuelven a su comunidad autónoma de origen pero pasando a ser plantilla de BBVA.
Además, desde el 1 de enero se han homologado las condiciones de todos los empleados en el Grupo BBVA, de forma que los trabajadores de CatalunyaCaixa han pasado de depender del convenio del ahorro al convenio de banca.