Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caterpillar gana un 7,5% más en el tercer trimestre y eleva su previsión anual de resultados

El fabricante estadounidense de maquinaria industrial y vehículos pesados Caterpillar obtuvo en el tercer trimestre de 2014 un beneficio atribuido de 1.017 millones de dólares (800 millones de euros), un 7,5% más que en el mismo periodo de 2013, según informó la empresa en un comunicado.
Entre julio y septiembre, la cifra de negocio de la compañía con sede en Peoria se situó en 13.549 millones de dólares (10.668 millones de euros), un 0,9% por encima del dato del año anterior.
De este modo, en los nueve primeros meses del ejercicio Caterpillar logró un beneficio atribuido de 2.938 millones de dólares (2.313 millones de euros), un 5,4% más, a pesar de que su facturación bajó un 0,7%, hasta 40.940 millones de dólares (32.236 millones de euros).
"Nuestro amplio alcance geográfico e historial de fabricación contribuyeron a mitigar el impacto de las fluctuaciones de divisas", declaró el presidente y consejero delegado de Caterpillar, Doug Oberhelman. "De hecho, el impacto de las divisas fue positivo en el tercer trimestre", añadió.
La multinacional ha revisado al alza sus expectativas de beneficio por acción para el conjunto del año, hasta 6 dólares por título, frente a los 5,75 dólares de la anterior estimación, mientras espera que la facturación ronde los 55.000 millones de dólares (43.307 millones de euros).
Asimismo, de cara al próximo año Caterpillar espera que sus ventas e ingresos se mantengan estables o sean ligeramente superiores a los del ejercicio 2014.
"Desde una perspectiva económica, creemos que hay una probabilidad razonable de que el crecimiento económico mundial mejore en 2015", apuntó la multinacional, que confía en que países como EEUU, Turquía o India aumenten sus inversiones en infraestructuras.