Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chevron gana un 76% menos en 2015 por la caída del precio del petróleo

La petrolera entra en 'números rojos' en el último trimestre
El grupo petrolero estadounidense obtuvo en 2015 un beneficio neto de 4.587 millones de dólares (4.232 millones de euros), lo que supone un 76% menos que los 19.241 millones de dólares (17.754 millones de euros) que ganó hace un año debido a la caída del precio del petróleo.
La cifra de negocio de la petrolera fue un 35% inferior, al ingresar 138.477 millones de dólares (127.785 millones de euros) frente a los 211.970 millones de dólares (195.605 millones de euros) de 2014, según ha informado Chevron en un comunicado.
El en último trimestre del año, la compañía registró unas pérdidas de 588 millones de dólares (543 millones de euros), lo que contrasta con los 3.471 millones de dólares (3.203 millones de euros) de beneficio neto del mismo periodo del año anterior.
Entre octubre y diciembre, la cifra de negocio de la petrolera fue de 29.247 millones de dólares (26.988 millones de euros), lo que supone un 36% menos que los 46.088 millones de dólares (42.529 millones de euros) que ingresó el último trimestre de 2014.
El presidente y consejero delegado de Chevron, John Watson, ha reconocido que el beneficio neto de 2015 ha sido "significativamente inferior" al del año pasado, ante lo que ha indicado que reflejan "la caída de casi el 50% de los precios del petróleo en términos interanuales".
"Estamos adoptando medidas significativas para mejorar las ganancias y el flujo de caja en este contexto de bajos precios", ha asegurado el consejero delegado de Chevron.
El pasado mes de octubre, el grupo petrolero anunció una reducción de sus inversiones como consecuencia de la caída del precio del crudo, lo que conllevará la supresión de entre 6.000 y 7.000 empleos.