Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China exigirá una ratio de reservas a bancos que operan en yuanes en el extranjero

El Banco Popular de China (BPC) exigirá a partir del próximo 25 de enero a los bancos que operan en yuanes en los mercados fuera del país el mantenimiento de una ratio de reservas mínima, según ha anunciado el instituto emisor.
"Después de un año de trabajos preparatorios, las condiciones técnicas relevantes se han cumplido y desde el 25 de enero de 2016 se implementará una ratio normal de reservas en los depósitos en las entidad financieras extranjeras", indicó el banco central.
Entre las entidades afectadas por la medida, el BPC excluye a los bancos centrales de otros países, así como a las entidades oficiales de gestión de reservas, entidades financieras internacionales y fondos soberanos.
La decisión de implementar esta ratio de reservas, la primera vez que es exigida a la negociación 'offshore' del yuan, busca frenar la salida de dinero del país y combatir la especulación bajista del cambio de la moneda china en los mercados domésticos y fuera del país, según apunta el diario 'Financial Times'.
"A medida que las presiones para la depreciación se han intensificado, el mercado exterior se ha convertido en un lugar destacado para las ventas a corto sobre el yuan", explicó Yu Xiangrong, analista de China International Capital, citado por el diario. "Este movimiento impulsará al alza el coste de la financiación en yuanes en el exterior y contribuirá a frenar la especulación", añadió el experto.
Los grandes bancos domésticos están obligados a mantener una ratio del 17,5% de los depósitos 'onshore' en yuanes, mientras que las entidades de menores dimensiones deben conservar el 15,5%.
"Esta decisión no afectará a la liquidez doméstica en yuanes", aseguró el banco central, que expresó su disposición a hacer un uso exhaustivo de las distintas herramientas de política monetaria para mantener unos niveles "razonablemente adecuados" de liquidez en el sistema bancario.