Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chrysler anuncia un acuerdo definitivo para formar alianza con Fiat

Barack Obama había puesto la unión como condición para seguir ayudando a la compañía. Vïdeo: Atlastelecinco.es
El presidente de Chrysler, Bob Nardelli, ha afirmado en un comunicado que "Chrysler, Fiat y Cerberus han alcanzado un acuerdo sobre el marco de la alianza global, apoyado por el Departamento del Tesoro". Cerberus es el principal accionista de la automovilística estadounidense.
Chrysler y Fiat llegaron a un acuerdo provisional a principios de mes, según el cual la empresa italiana recibirá un 35 por ciento de las acciones de la empresa estadounidenses a cambio de la transferencia de tecnología, modelos y la capacidad de distribución mundial. "Al proporcionar a Chrysler productos y plataformas, cooperación tecnológica y distribución global, Fiat fortalece la capacidad de Chrysler para crear y preservar puestos de trabajo en Estados Unidos", ha dicho Nardelli.
El directivo también que "Chrysler operará normalmente durante los próximos 30 días". "Aunque reconocemos que todavía hay que resolver obstáculos sustanciales, Chrysler está comprometida a trabajar de forma cercana con Fiat, la Administración, el Departamento del Tesoro y el Grupo Presidencial del Automóvil para asegurar el apoyo de las partes interesadas", ha añadido Nardelli.
Tras el anuncio de Obama
Durante el anuncio del plan gubernamental para rescatar al sector del automóvil, el presidente estadounidense, Barack Obama, ha dicho que la situación de Chrysler era "más difícil" que la de General Motors. Obama ha advertido que la empresa sólo podrá sobrevivir si la alianza con Fiat seguía adelante, y dio a Chrysler un plazo de 30 días para llegar a un acuerdo definitivo y mejorar sus planes de reestructuración.
El acuerdo final entre Chrysler y Fiat abre la puerta para que la empresa reciba hasta 6.000 millones de dólares más del erario público estadounidense para completar su transformación. CGS