Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CiU insta al Gobierno a recuperar las ayudas a la vivienda que han sido suprimidas estos dos años

Convergència i Unió (CiU) ha registrado en el Congreso, para su debate en la Comisión de Fomento, una proposición no de ley con la que exige al Gobierno que recupere las ayudas a la compra de vivienda que han sido suprimidas durante los dos años que van de legislatura, como por ejemplo los préstamos subsidiados.
En la iniciativa, que recoge Europa Press, los nacionalistas catalanes recuerdan que el derecho a la vivienda está recogido en la propia Constitución, que obliga a los poderes públicos a "promover las condiciones necesarias para hacer efectivo este derecho". Un objetivo público que se garantiza, principalmente, a través de las viviendas de protección oficial.
Esta política es responsabilidad de las comunidades autónomas y, en menor medida, de los ayuntamientos, cuyo "esfuerzo y trabajo conjunto" permitió construir medio millón de viviendas protegidas entre 2004 y 2011. A este trabajo se suma las acciones del Gobierno central durante los últimos años a través de los Planes Estatales de Vivienda.
SUPRESIÓN DE LAS AYUDAS
Sin embargo, durante la tramitación de la Ley de Fomento del Alquiler en 2013, el Gobierno 'popular' aprovechó para "suprimir buena parte de las ayudas que contemplan los planes estatales de vivienda, especialmente la subvención directa por la construcción de la vivienda y la subsidiación de los intereses de los préstamos convenidos", vigentes desde los años 90.
"El caso más destacado es el que afecta a las promociones de vivienda de alquiler finalizadas o en ejecución, que han dejado de recibir la subvención directa y la subsidiación de intereses, a pesar de estar comprometidas. Desde el punto de vista legal, esta medida presenta, como mínimo una preocupante inseguridad jurídica", critica CiU.
Además, denuncia las "graves" consecuencias económicas que esta supresión de ayudas tendrá para muchas promotoras inmobiliarias, ya que "la viabilidad de las promociones y de las mismas empresas a menudo se sustentaba en las ayudas, sin las cuales no pueden ofrecer pisos el alquiler reducido comprometido". Esto llevará a que parte de las viviendas que han dejado de recibir las ayudas se "reorienten" hacia su venta, con lo que "los potenciales inquilinos se quedarán sin vivienda".
"Las medidas que adoptó el Gobierno para propiciar una reducción del gasto probablemente generarán una reducción muy inferior e incluso podría incrementarlo, si una parte importante de las viviendas terminan en el Sareb (el llamado 'banco malo')", resumen los nacionalistas catalanes, que instan por ello al Gobierno a "impulsar la normativa pertinente para restituir las ayudas suprimidas con la entrada en vigor de la Ley de Fomento del Alquiler y anteriormente contempladas en los planes estatales de vivienda".