Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CiU centra sus 517 enmiendas en corregir el "déficit de inversión" en Cataluña y fomentar la ocupación

Convergència i Unió (CiU) ha registrado en el Congreso 517 enmiendas parciales al proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015 centrándose en tres ejes fundamentales: corregir el "déficit de inversión" en Cataluña, fomentar la actividad económica y la ocupación, y garantizar la cohesión social.
Según señalan los nacionalistas catalanes en una nota de prensa, la inversión del Estado en Cataluña prevista para el próximo ejercicio es "de las más bajas de los últimos años" y apenas llega a la mitad del peso que la economía catalana tiene en el PIB Nacional. "Es una injusticia", claman, reclamando que se corrija este déficit y se incrementen las inversiones para completar actuaciones estratégicas como el Corredor Mediterráneo o el eje Pirenaico, entre otras.
Al margen de las deficiencias desde el punto de vista regional, CiU también cree necesario mejorar el enfoque que el Ejecutivo da a las medidas para fomentar la recuperación, y por eso dedica todo un paquete de enmiendas a mejorar la competitividad de la economía incentivando actividades productivas, eliminando "burocracia estatal" y apostando por los sectores estratégicos.
GASTO SOCIAL
En lo que se refiere al gasto social, CiU cree posible garantizar la cohesión a la par que se fomenta la creación de empleo, y por ello propone por ejemplo priorizar las bonificaciones de cotizaciones a la Seguridad Social para trabajadores con menos nivel de formación o incrementar las dotaciones para Políticas Activas de Empleo.
Respecto a partidas concretas de los Presupuestos, el Grupo Catalán sugiere revalorizar las pensiones un 0,6%, equivalente al IPC, en lugar del 0,25% previsto; así como "revisar al alza" los recursos consignados para desarrollar la Ley de Dependencia, de modo que se puedan "recuperar los niveles de protección social anteriores a la crisis".
La lucha contra la pobreza infantil mediante un incremento de la cuantía de la prestación por hijo a cargo o el aumento del umbral de renta máximo permitido para acceder a esta ayuda es otra de las propuestas de los nacionalistas catalanes, en línea con la proposición de ley con el mismo objetivo que han registrado esta semana en la Cámara Baja.