Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CiU valora la mejora, aunque cree que faltan medidas para que el paro baje "significativamente"

El portavoz de Empleo de CiU en el Congreso, Carles Campuzano, valora la "consolidación" de la mejora de la situación del mercado de trabajo español aunque advierte de que aún sigue siendo necesario tomar medidas orientadas al crecimiento y no sólo a la reducción del déficit si se pretende que la cifra de paro se reduzca "significativamente" en el corto y el medio plazo.
Así lo ha señalado en rueda de prensa en la Cámara Baja después de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) haya hecho públicos los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), que refleja una caída del paro de 195.200 personas entre julio y septiembre (-3,5%), con lo que el desempleo quedó en 5.427.000 ciudadanos, su nivel más bajo desde el cuarto trimestre de 2011.
Para el nacionalista catalán, estas cifras muestran una "consolidación de la tendencia" de reducción del desempleo que valora aunque a su juicio "si de verdad se quiere reducir significativamente a medio y corto plazo el paro se necesitan políticas, tanto a nivel nacional como europeo, más orientadas al crecimiento y el estímulo, y no sólo a reducir el déficit público".
"Son cifras buenas pero es evidente que continuamos en una situación que no justifica en ningún caso el triunfalismo de nadie, y además con la incertidumbre económica que se plantea en estos momentos en la Eurozona", ha insistido.
LA PRECARIZACIÓN NO ES CULPA DE LA REFORMA LABORAL.
Preguntado por la nueva problemática de los llamados 'trabajadores pobres' --es decir, personas que no llegan a fin de mes a pesar de estar ocupados--, Campuzano ha desligado este fenómeno de la reforma laboral del PP, cuya aprobación fue apoyada por los diputados de CiU en el Congreso.
"No sé si este problema de los trabajadores pobres tiene que ver estrictamente con la reforma laboral o con que el crecimiento económico que se está produciendo no es suficientemente sano", ha dicho el nacionalista catalán, que sigue manteniendo su apoyo al marco normativo del mercado de trabajo en España.
A renglón seguido, ha insistido en que este empobrecimiento de la clase trabajadora "no está vinculado a la reforma laboral y sí con un crecimiento económico no suficientemente robusto, que crea demasiado empleo temporal y a tiempo parcial no voluntario".
En cualquier caso, Campuzano cree que hay que esperar a que la recuperación económica sea más vigorosa antes de analizar el impacto de la reforma laboral en la calidad del empleo. "Si con un crecimiento más robusto sigue creándose empleo de poca calidad sí será un problema del marco legal, pero hoy es difícil entender si es así o no", ha zanjado.
De confirmarse es escenario, el responsable de CiU cree que sería necesario abrir el debate sobre las transferencias de rentas del Estado a las familias y sobre la posibilidad de seguir el modelo del País Vasco, donde la renta mínima de inserción no se concede sólo a parados sino también a trabajadores con dificultades para llegar a fin de mes por contar con unos ingresos muy bajos.