Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Círculo de Empresarios rechaza una gran coalición porque dejaría a Podemos como única "rueda de repuesto"

Afirma que si el sistema público de pensiones fuera privado sería "un fraude" y su creador estaría "en la cárcel"
El presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, es contrario a la posibilidad de formar un Gobierno de gran coalición porque "daría demasiada munición a los de Podemos", que quedarían como única "rueda de repuesto" en caso de que las cosas salieran mal.
Así lo reconoce en una entrevista a la revista Jotdown que recoge Europa Press, en la que aboga por un pacto de legislatura que mantenga en la oposición a uno de los dos grandes partidos, en lugar de que estén "todos en el Gobierno".
Y es que aunque considera que los dirigentes de la formación morada son "inteligentes" y utilizan "muy bien" sus recursos, también cree que están "absolutamente equivocados" porque "no se trata simplemente de gastar más" sino de ver cómo se paga ese gasto y cómo se mejora la eficiencia pública.
"A ellos sólo les preocupa cómo gastar y tienen un discurso que es muy demagógico y poco eficiente desde el punto de vista de la realidad. Nos parece que si esta gente nos gobernase, nos llevaría a la ruina", asegura Vega de Seoane.
CAPACIDADES CON LÍMITES.
En este sentido, insiste en que no le gusta que "alguien que tiene una orientación equivocada o que no tiene experiencia ocupe posiciones de poder" desde donde puede generar "consecuencias directas en muchos aspectos", como es el caso por ejemplo de los gobiernos de las ciudades de Madrid y Barcelona.
"Creo que hacen falta las dos cosas: tener ideas adecuadas y tener experiencia. En esos dos ayuntamientos me parece que hay gente que no tiene las ideas adecuadas y que no tienen experiencia, pero que la están cogiendo. Aunque es cierto que están haciendo menos cosas inadecuadas de las que uno pudiera pensar", ha apostillado.
Y eso se debe, cree el presidente del Círculo de Empresarios, a que cualquier cargo ejecutivo está limitado por "el sentido de la responsabilidad" y por otros "elementos de estabilidad" como son la pertenencia a la UE o el alto nivel de endeudamiento, que te hace depender de los bancos.
Gracias a eso, los efectos que pueden causar "no son muy grandes" a corto plazo aunque puede ser "preocupante" a largo plazo si "efectivamente hay políticas inadecuadas consistentes sostenidas durante mucho tiempo", porque pueden hacer que "el país se pueda desviar de su ruta".
FALTA DE RESPONSABILIDAD.
En cualquier caso, el líder empresarial ha hecho hincapié en que la competencia es buena en todos los ámbitos, también en el político, porque "cuando no la hay se generan comportamientos perversos y la gente se acomoda".
"La competencia es la madre de todo progreso. Y, a pesar de que no me gustan en absoluto las ideas que tienen algunos de los competidores nuevos, creo que sí, que a la larga será bueno", ha añadido.
Además, Vega de Seoane critica la "falta de responsabilidad" que están demostrando los políticos españoles al no anteponer los intereses generales y la visión a largo plazo a sus "objetivos concretos, que siempre son a corto plazo" porque viven pendientes de las siguientes elecciones.
"Estamos en un mundo mediático en el que los políticos tienen una visión a corto plazo y política. No piensan en cómo se resuelven las cosas sino en qué impacto político puede tener la decisión que tomen, cómo puede afectar a sus electores o a las siguientes elecciones", abunda, reconociendo que los problemas que antes se atajan son los que hacen más ruido mediático mientras quedan fuera de la agenda debates importantes como el de la educación.
DEROGAR LA REFORMA LABORAL SERÍA "UN DISPARATE".
En el ámbito económico, el presidente del Círculo de Empresarios asegura que la reforma laboral les pareció "escasa" aunque bien direccionada, por lo que considera que derogarla sería "un disparate", ya que ha tenido unos efectos "muy positivos".
Por eso, cree que sería mejor hacer una "reforma en sentido positivo" que pueda atajar los problemas que siguen existiendo en el mercado de trabajo, entre los que destaca la dualidad, que "no es justa" y "genera una dinámica muy negativa" ya que en momentos de ajustes imprescindibles se decide en función del coste del despido y no de "quién es más competitivo e innovador".
En este sentido, ha insistido en que "si no hay barreras todo funciona mejor" sobre todo porque las barreras "funcionan en ambos sentidos", por lo que no sólo dificultan los despidos sino también las contrataciones. Además, cree que la flexibilidad genera "comportamientos más virtuosos" y mayor competitividad, que redunda a la larga en una mejor calidad de los servicios.
TAMBIÉN CONTRA LA CORRUPCIÓN.
Una máxima que extiende también a la lucha contra la corrupción y el amiguismo, que "sustraen valor" a la sociedad al "no permitir que el mejor sea el que gane", una batalla en la que las empresas también tienen responsabilidad.
"Es lo peor que le puede pasar a un país", ha destacado, admitiendo que existen algunas empresas que "se entienden muy bien con los gobiernos y tienen información o un trato privilegiado y que, probablemente, también hay contrapartidas no confesables", aunque a su juicio son las excepciones a la regla.
En este punto, ha explicado que "más importante que luchar contra la desigualdad es luchar contra la desigualdad de oportunidades" porque en un mundo libre no todos los ciudadanos son iguales y quienes tienen más capacidad para generar riqueza deben poder quedarse con parte de ella, mientras que quienes se enriquecen sin aportar valor o incluso sustrayéndolo deben ser "liquidados".
"La desigualdad es como el colesterol: hay del bueno y del malo, y el bueno hay que fomentarlo", ha señalado, parafraseando al presidente del Círculo de Economía, Antón Costas.
En la misma línea, Vega de Seoane cree que hay que luchar contra la pobreza, no contra la riqueza, y ha reconocido que prefiere "una sociedad mucho más desigual pero menos pobre a una sociedad más igualitaria pero con muchos pobres".
EL ESQUEMA PONZI DE LAS PENSIONES.
Finalmente, el presidente del Círculo de Empresarios reitera una vez más su convencimiento de que el sistema actual de pensiones sólo es sostenible a largo plazo con pensiones más bajas o modificándolo "a fondo" para crear un modelo mixto que aúne el actual sistema de reparto y un nuevo sistema de capitalización con un pilar voluntario y otro obligatorio.
De hecho, asegura que si en este momento la Seguridad Social tuviera que provisionar todas las pensiones que tendrá que pagar en el futuro, "el sistema estaría quebrado". "Esto es lo de la pirámide de Ponzi: Si el sistema público de pensiones actual fuera privado habría un gran escándalo y al tío que lo hubiera montado lo meteríamos en la cárcel, pero como es público no pasa nada. A la larga es un fraude", añade.
En relación con el problema catalán, Vega de Seoane admite que espera que todo quede en agua de borrajas, como sucedió con el plan Ibarretxe, porque con una Cataluña independiente "todos, pero particularmente los catalanes", vivirían "peor". "Confío mucho en el sentido común de los catalanes, aunque provisionalmente lo han perdido. No todos, pero sí una parte bastante importante", zanja.