Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Citi cree que Moody's subirá el rating de España, que adelantará a Italia por primera vez desde enero de 2012

España avanza en su "disociación" de la periferia del euro y podría recortar su diferencial con el 'bund' a 75 puntos básicos
Las trayectorias divergentes de las economías de Italia y España vivirán el próximo mes de octubre un nuevo capítulo cuando la agencia Moody's revise la calificación de la deuda española, que podría mejorar un escalón, hasta 'Baa1' desde 'Baa2', nivel que comparte actualmente con los bonos del país transalpino, según apunta Citigroup, lo que provocaría un 'sorpasso' que no se registraba desde enero de 2012.
"Creemos más probable que España vea mejorado su rating en un peldaño por Moody's, hasta 'Baa1', cuando tenga lugar la próxima revisión en el calendario de la agencia", señalan los analistas del banco estadounidense, que subrayan la progresiva "disociación" de España con respecto a la periferia de la eurozona.
En este sentido, Citi considera que la economía española cuenta con margen de mejora y recuerda que, mientras en el segundo trimestre España creció un 0,6%, el segundo ritmo más fuerte de la zona euro, Italia sufría una contracción del 0,2% y recaía en recesión.
De hecho, los economistas de Citi han revisado al alza sus pronósticos para España y auguran una expansión del PIB del 1,3% este año y el 1,9% en 2015, mientras han recortado sus previsiones para Italia, hasta una caída del 0,1% en 2014, frente al crecimiento del 0,6% esperado anteriormente.
"Citi espera que el PIB de España sea mejor que el de Italia durante los tres próximos años", apuntan los autores del informe, que destacan la ganancia en competitividad de las exportaciones españolas por la mejor evolución relativa de los costes laborales unitarios.
De este modo, las mejores perspectivas económicas para España, junto a la expectativa de Citi de que el Banco Central Europeo (BCE) se embarque en un programa de flexibilización cuantitativa (QE) en el cuarto trimestre, llevan a la entidad estadounidense a apostar por una mayor mejoría de la deuda española, que podría reducir su diferencial respecto al 'bund', el bono alemán a diez años, hasta los 75 puntos básicos en los tres últimos meses del año, frente a los alrededor de 140 puntos actuales.