Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Citigroup puede necesitar hasta 10.000 millones en capital nuevo, dice un diario

Citigroup podría necesitar hasta 10.000 millones de dólares en capital nuevo para apuntalar sus balances, como parte de las conversaciones que mantiene el Gobierno de EE.UU. con bancos sobre los resultados de la denominada "prueba de estrés".
Citigroup, como muchos otros bancos, está negociando con la Reserva Federal y podría necesitar menos capital nuevo si los reguladores aceptan los argumentos de los directivos sobre la "salud financiera" de la entidad, informó hoy el Wall Street Journal, en su versión digital.
Según el diario, en el mejor de los casos, el banco estadounidense podría acabar con unos 500 millones de dólares por encima de lo que el Gobierno de EE.UU. exige.
El Gobierno del presidente Barack Obama dará a conocer el próximo jueves los resultados de la "prueba de estrés" a la que ha sometido a los 19 mayores bancos del país para saber si disponen de suficiente capital o si tienen que fortalecer sus recursos propios.
Se prevé que el Gobierno exija a varios bancos, entre ellos el Bank of America, aumentar su capital recaudando fondos o convirtiendo parte de su cartera en valores comunes.
La Administración de Obama prefiere que los bancos reúnan capital nuevo mediante inversores privados o vendiendo activos, señalaron funcionarios al Wall Street Journal.
Eso no será una opción para bancos con un balance menos favorable desde el punto de vista del Gobierno y se podrían ver obligados a entregarle grandes porcentajes de su capital social.
Esa medida proporcionaría a las entidades financieras capital nuevo, pero también quedaría por definir el grado de intervención del Gobierno en sus operaciones diarias.
La administración tendrá que explicar pronto qué tipo de inversor será, y según fuentes conocedoras del proceso, el Tesoro baraja impulsar diferentes niveles de gestión dependiendo del porcentaje del capital social que tome en los diferentes bancos.
El objetivo del Gobierno es salir cuanto antes del capital y reducir al mínimo su intervención en las operaciones.
Los analistas creen que el Gobierno de EE.UU. dirá el jueves que los 19 bancos son solventes, pero que algunos necesitarán aumentar su capital para poder protegerse mejor de situaciones adversas.
Según el Wall Street Journal, Goldman Sachs y J.P. Morgan Chase, vistos como dos de los bancos más fuertes del país, previsiblemente no tendrán que aumentar capital a exigencias del Gobierno.
La "prueba de estrés" tiene el objetivo de provocar que las entidades puedan afrontar mejor una crisis económica como la actual, pero también para restaurar la confianza en el mercado.