Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos valora la caída del paro pero advierte de una desaceleración en la creación de empleo

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha valorado este jueves la caída del paro registrado durante el pasado mes de mayo, cuando el desempleo quedó por debajo de la cota de los 4 millones de euros por primera vez desde agosto de 2010, pero también ha advertido de que se está produciendo una desaceleración en la creación de puestos de trabajo.
Así lo ha señalado en declaraciones a los medios tras visitar el Campus Madrid, después de conocerse que el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en mayo en 119.768 personas respecto al mes anterior (-2,99%), su mayor recorte en un mes de mayo dentro de la serie histórica.
"Tener 4 millones de parados nunca es una buena noticia, aunque sí lo es que haya menos gente en el paro", ha admitido el dirigente de la formación naranja, subrayando a renglón seguido que el "problema" es la "desaceleración" en el crecimiento económico, que se traduce en un ritmo más lento de creación de empleo, y la precariedad que sigue dominando las nuevas contrataciones, con un 92% de tipo temporal.
"NO NOS PODEMOS CONFORMAR"
Por eso, Rivera apuesta por "acabar con el conformismo" que, a su entender, expresa el Gobierno al aplaudir las cifras de paro, que a la postre esconden un "drama de precariedad" que todavía sufren 3.891.403 personas en nuestro país.
"No nos podemos conformar ni con un 20% de paro ni con que nueve de cada diez contratos sea temporales. Hay mucha gente que no tiene futuro, que no tiene ninguna expectativa de seguir en su empresa trabajando. Especialmente mucha gente joven, que está frustrada porque está haciendo bien las cosas pero se les contrata y se les echa cada tres o seis meses. Eso es intolerable", ha zanjado.