Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Coca-Cola European firma su constitución legal antes de la salida a Bolsa la próxima semana

Los títulos de Coca-Cola Enterprises, marcaron su último precio en Nueva York en 51,55 dólares, orientativo para su debut bursátil
Coca-Cola European Partners, el mayor embotellador mundial independiente de la multinacional, ha firmado este sábado su constitución legal en Londres como último paso para su salida a Bolsa la próxima semana, según ha informado la compañía, fruto de la fusión de Coca-Cola Iberian Partners, Coca-Cola Enterprises y la embotelladora alemana.
La nueva compañía comenzará a cotizar el próximo 2 de junio en España a las 12.00 horas, con una capitalización bursátil superior a los 20.000 millones de euros y con la intención de destinar entre el 30% y el 40% del beneficio a dividendos. Previamente, el 31 de mayo, debutará en Nueva York, Londres y Amsterdam.
En concreto, la compañía, que no realizará una OPV previa ni una OPS, aterrizará en el parqué mediante el sistema de 'listing', con la venta de acciones directamente en el mercado de Coca-Cola Enterprises, que cotizaban en Nueva York. La firma americana controlará el 48% del gigante embotellador, mientras que el resto del capital se repartirá entre Coca-Cola Iberian Partners, que ostentará el 34%, y The Coca-Cola Company, que tendrá el 18%.
De hecho, Coca-Cola Enterprises aprobó la semana pasada la operación y sus accionistas recibirán una acción de Coca-Cola European Partners por cada uno de sus títulos más el pago en efectivo de una prima de 14,50 dólares. Esta parte en efectivo, que sumará un total de 3.300 millones de dólares, es la que se financiará con la emisión de bonos realizada antes de su salida a Bolsa.
La nueva compañía, presidida por la española Sol Daurella, no fijará una banda de precios previamente, sino que se tomará como referencia el último precio de las acciones de Coca-Cola Enterprises en la bolsa norteamericana, que ayer cerraron a un precio de 51,55 dólares, con un alza del 1,36%.
Al no haber actividad bursátil en Nueva York y Londres el próximo lunes, 30 de mayo, el precio orientativo de salida será el marcado ayer por las acciones de Coca-Cola Enterprises, que será un elemento a tener en cuenta para el debut bursátil, ya que previamente, el mismo 31 de mayo, habrá también un periodo de subasta en el que se casarán las órdenes de compra y venta.
En España, compañías como Dia o Liberbank desembarcaron en el parqué a través de este sistema de 'listing', que no posibilita una venta de títulos previa.
Fuentes del mercado consultadas por Europa Press han indicado que inicialmente la liquidez y el volumen de circulación de Coca-Cola European Partners, con un 'free float' inicial del 48% y con sede en Londres, será baja, al tiempo que han estimado que fondos estadounidenses pueden salir de la compañía al estar condicionados por sus políticas de invertir sólo en Estados Unidos.
De hecho, la propia compañía reconoce en el folleto que el hecho de estar centrada geográficamente en Europa Occidental puede "limitar" el interés de los inversores estadounidenses.
COMPROMISO DE PERMANENCIA DE LA FAMILIA DAURELLA.
Los accionistas españoles de Coca-Cola European Partners, es decir la familia Daurella y el resto de socios, tienen un compromiso de permanencia en el accionariado ('lock-up') de 365 días, periodo en el que no podrán desprenderse de sus acciones, lo que supone la apuesta y la confianza en el crecimiento del negocio.
La nueva compañía, con un 'free float' inicial del 48%, comenzará a cotizar con una deuda de unos 7.500 millones de dólares (6.588 millones de euros) al cierre de 2015 (incluida la emisión de bonos para financiar la salida a Bolsa y retribuir a los accionistas de Coca-Cola Enterprises), y se ha marcado el objetivo de reducir su ratio de deuda neta pro-forma de 3,5 veces su Ebitda hasta 2,5 veces a finales de 2017. Asimismo, la firma se encuentra actualmente inmersa en la refinanciación de 2.200 millones de euros de deuda bancaria.
Con 25.000 empleados, el gigante embotellador dará servicio a una población de más de 300 millones de personas en 13 países de toda Europa Occidental, que incluyen España, Andorra, Portugal, Islandia, Alemania, Bélgica, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Luxemburgo, Mónaco, Noruega y Suecia.