Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Coface mejora la evaluación de riesgo país de España

Coface ha mejorado la evaluación de riesgo de país de la economía española porque se ha confirmado la dinámica de la recuperación y el PIB crecerá un 1,3% este año y un 1,7% en 2015.
En una nota de prensa, el grupo de seguro de crédito explica que el resurgimiento de la demanda interna, la mejora de la situación financiera de las empresas, el dinamismo de las exportaciones y el descenso de las insolvencias han impulsado la caída del riesgo.
La evaluación de riesgo país de Coface mide el nivel medio de impago de las empresas de un determinado país dentro del marco de sus transacciones comerciales a corto plazo.
Para determinar el riesgo el riesgo país, Coface combina la perspectiva económica, financiera y política del país, la experiencia de Coface en comportamiento de pago y la evaluación del clima empresarial.
Las evaluaciones de riesgo país y clima empresarial tienen una escala de siete niveles: A1, A2, A3, A4, B, C y D y pueden ser combinadas con las categorías de vigilancia positiva y negativa. En este caso, ha pasado la evaluación de España desde B bajo vigilancia positiva a A4.
En 2014, Coface prevé un crecimiento mundial del 2,4%, con las economías avanzadas como principal motor de crecimiento de esta aceleración, mientras que los países emergentes se han descelerado. En 2015 la aceleración mundial continuará paulatinamente, con un crecimiento de un 3,2%.
El mapa de riego país que Coface se ha actualizado en línea con este reequilibrio de crecimiento. La mayoría de las evaluaciones revisadas al alza se refieren a países de economías avanzadas y todas las degradas son de países de economías emergentes.
En la eurozona, el riesgo país ha mejorado, aunque el crecimiento se ha revisado ligeramente a la baja, hasta un 0,9%, debido a pronósticos menos favorables para Alemania, (1,6%), Francia (0,4%) e Italia (-0,2%).
La evaluación A3 de Holanda (previsión en 2014 de un 0.7%) y Bélgica (previsión de un 1% en 2014) se ha acompañado de una vigilancia positiva. En ambos países ha regresado el crecimiento, impulsado por las exportaciones y se observa un repunte en la inversión y una caída en las insolvencias empresariales.
En cambio, las evaluaciones de Rusia, Turquía y Venezuela se han degradado por la crisis ucraniana, la elevada deuda externa de Turquía y la recesión y las tensiones políticas y sociales del país presidido por Nicolás Maduro.