Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colonial vota hoy en junta la inversión de Villar Mir e informa del plan de Brookfield

El empresario ratifica su apuesta por la inmobiliaria y descarta pactar con el fondo
Colonial planteará a su junta extraordinaria de accionistas de hoy martes, 21 de enero, las dos alternativas que ha recibido para garantizar su viabilidad, el compromiso de inversión del grupo Villar Mir, su primer accionista, o el plan de reestructuración de deuda propuesto por el fondo canadiense Brookfield, su primer acreedor.
No obstante, los accionistas de Colonial sólo podrán votar y manifestar su aceptación o rechazo a la ampliación de capital por la que Villar Mir se reforzará como primer socio de la inmobiliaria, alcanzando un 29,9% de la sociedad tras invertir 300 millones.
Respecto al plan planteado por Brookfield, el consejo de administración de Colonial tan sólo informará del mismo a la junta, pero no lo someterá a votación.
La inmobiliaria recibió la propuesta de Brookfield este jueves, 16 de enero, y no forma parte del orden del día de la junta, convocada desde primeros de mes.
Colonial ha recibido estas dos propuestas de futuro en el marco del proceso que abrió el pasado año para refinanciar la deuda de 2.100 millones de euros que actualmente soporta, que en su mayor parte vence en este ejercicio 2014.
Casi un año después de iniciar este proceso, los accionistas de Colonial deberán manifestarse hoy entre la propuesta recibida por el grupo Villar Mir y otros dos inversores y la planteada por el fondo de inversión canadiense.
En concreto, la inmobiliaria tiene que optar entre ejecutar la ampliación de capital de 1.000 millones de euros anunciada, a través de la que Villar Mir invertirá 300 millones y otros dos socios 100 millones de euros cada uno, o el plan de Brookfield.
Esta última propuesta pasa por refinanciar la deuda de Colonial hasta 2018 y posteriormente pagarla y recapitalizar la empresa con la venta de SFL, hipotecando activos y suscribiendo también una ampliación de capital que le convertiría en accionista principal.
EL CONSEJO SE INCLINA POR VILLAR MIR.
El consejo de administración de Colonial considera que "la opción de la ampliación de capital preserva el bien común de los accionistas y da viabilidad futura a la compañía", según indicaron a Europa Press en fuentes oficiales de la empresa este pasado viernes tras conocerse la iniciativa del fondo canadiense.
Asimismo, el grupo Villar Mir ha ratificado este lunes su estrategia y su apuesta por Colonial y ha descartado un acuerdo con Brookfield para ser socios en el accionariado de la empresa.
La junta de Colonial tendrá lugar después de que esta pasada semana el grupo Villar Mir se convirtiera en primer accionista de Colonial al comprar la participación de Royal Bank of Scotland (RBS) y hacerse con un 20,2% de la empresa, y de que, de su lado, Brookfield se erigiera en su primera acreedora al adquirir el grueso del crédito sindicado de 1.800 millones que soporta la inmobiliaria.
En la actualidad, además de Villar Mir, los principales accionistas de Colonial son son Crédit Agricole, con una participación del 19,6%, el fondo Coral Partners, con un 14,7%, Goldman Sachs (4,9%), 'La Caixa' (5,7%) y Banco Popular (4,6%). Se trata de los bancos que se hicieron con la inmobiliaria al ejecutar la deuda de su exsocio de control Luis Portillo.