Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colonial invierte 9 millones en reformar la antigua sede de Bankpime en Barcelona

Colonial ha invertido 9 millones de euros en la rehabilitación de la antigua sede de Bankpime de Barcelona, un inmueble de 8.095 metros cuadrados y que cuenta con los últimos avances en eficiencia energética, según informó la empresa.
La inmobiliaria participada por el Grupo Villar Mir enmarca esta operación en la estrategia inversora que actualmente acomete ante la "mejora del mercado inmobiliario", según indicó el consejero delegado de la empresa, Pere Viñolas.
Viñolas ha definido a Colonial como una "fábrica de activos 'prime'", ya que la firma patrimonialista apuesta por reformar y aportar valor añadido a edificios ubicados en los centros económicos de Barcelona, Madrid y París, donde en los últimos cuatro años ha invertido unos 300 millones de euros y donde prevén seguir centrados.
Según su consejero delegado, Colonial cuenta con fondos propios de 100 millones de euros para acometer nuevas operaciones. "Estamos analizando muchas cosas", apuntó.
A LA ESPERA DE REALIA.
Preguntado por el interés por los activos de Realia, la inmobiliaria de Bankia y FCC, Viñolas ha recordado que Colonial ya presentó una oferta por la empresa y que actualmente están a la espera. No obstante, indicó que "no es un tema prioritario ni inminente".
En cuanto al proyecto de rehabilitación del edificio de Barcelona presentado este jueves, Colonial prevé posteriormente comercializarlo, alquilando superficie para oficinas, con rentas de hasta 20 euros el metro cuadrado, ya que, según asegura, es el único edificio nuevo de la zona 'prime' de la capital catalana y no se espera que en los próximos meses se pongan en servicio otro.
El inmueble está repartido en dos edificios separados que se podrían unir con escaleras en algunas plantas si el inquilino lo desease.
Cuenta con ocho plantas de altura más cuatro de aparcamiento subterráneo para coches de combustible y eléctricos, motos y bicicletas. La intención de Colonial es alquilar módulos divisibles de oficinas a partir de 230 metros cuadrados y hasta 560 metros.
La rehabilitación se ha realizado en su totalidad con materiales reciclables, y la nueva fachada está compuesta por alas metálicas y vidrio mineral que cambia de color según la luz exterior.
OTRAS COMERCIALIZACIONES.
El consejero delegado de Colonial apuntó que, dentro de la "dinámica inversora" de la empresa, la firma también ha empezado a comercializar 3.800 metros cuadrados de oficinas del edificio de Diagonal 409 de Barcelona, tras invertir unos 2 millones de euros para su renovación.
Asimismo, está rehabilitando y modernizando el edificio que será la nueva sede corporativa de Abertis, ubicada en el paseo Til·lers de Barcelona y que contará con 5.200 metros cuadrados.
La inmobiliaria también tiene nuevas comercializaciones en Madrid (Alfonso XII 62, de 13.000 metros cuadrados) y diversos proyectos de rehabilitación en marcha en París.