Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comienza la primera ronda de negociaciones para un TLC entre Perú y Japón

La primera ronda de negociaciones para un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Perú y Japón, ambos miembros del Foro de Cooperación Económica del Asia Pacífico (APEC), se abre hoy en Lima.
Se instalarán trece mesas de negociación: acceso a mercados, reglas de origen, solución de controversias, asuntos institucionales, comercio transfronterizo de servicios, compras públicas, así como cooperación, según informó Radio Nacional.
Las otras mesas negociadoras son: servicios financieros, entrada temporal de personas de negocios; defensa comercial, procedimientos aduaneros, telecomunicaciones y política de competencia.
La primera ronda de negociaciones se celebrará entre hoy y el sábado próximo, con seis grupos de trabajo separados.
El inicio de las negociaciones del TLC, llamado oficialmente un Acuerdo de Asociación Económica (EPA, por su sigla en inglés), se acordó el pasado 13 de abril en una conversación telefónica entre el presidente de Perú, Alan García, y el primer ministro japonés, Taro Aso.
Actualmente, Perú y Japón (país que cuenta con un mercado de 128 millones de habitantes) cuentan con un tratado de protección bilateral de inversiones.
Japón tiene ya acuerdos de Libre Comercio con cerca de diez países, dos de ellos en Latinoamérica (México y Chile).
Perú, que tiene la mira puesta en Asia, negocia otros tratados con Corea del Sur y con China y ya tiene suscritos otros acuerdos comerciales similares con Singapur y Tailandia.
En 2007, las importaciones niponas de productos peruanos alcanzaron los 262.400 millones de yenes (2.931 millones de dólares), según datos oficiales del Gobierno de Japón, aproximadamente el 0,38 por ciento del total de importaciones.
Ese mismo año, las exportaciones japonesas a Perú alcanzaron un valor de 92.800 millones de yenes (930 millones de dólares), un 44 por ciento de las cuales tenían cargas arancelarias, como en el caso de los vehículos y los productos derivados del caucho, según datos de la Organización Mundial del Comercio.