Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión de Caja Madrid acuerda una nueva forma de actuación y volver a reunirse

La Comisión de Control de Caja Madrid se reúne hoy por primera vez desde mediados de enero, cuando quedó bloqueada por las discrepancias entre sus miembros. EFE/Archivotelecinco.es
La Comisión de Control de Caja Madrid acordó hoy nuevas normas de actuación para desbloquear su funcionamiento y emplazó a reunirse la próxima semana, con el fin de avanzar en la aprobación de los informes para que la Asamblea General de la entidad apruebe las cuentas.
La Comisión se reunió hoy por primera vez desde mediados de enero, cuando quedó bloqueada por las discrepancias entre sus miembros, con un nuevo presidente, un vocal del PP defensor de las tesis del Ejecutivo de Esperanza Aguirre, Antonio Cámara, y que es el miembro de mayor edad de los presentes.
Según informó la caja, los 11 asistentes que componen ahora la Comisión, junto al representante de la Comunidad de Madrid, decidieron por unanimidad desvincularse de la polémica suscitada por la adaptación de la ley de cajas regional vigente a los nuevos estatutos de la entidad y no tratar en las próximas reuniones el proceso electoral.
Las nuevas normas "especiales" de funcionamiento establecen que, mientras dure la suspensión de Fernando Serrano -que la Comunidad de Madrid impuso por incompatibilidad con su cargo municipal-, actuará como presidente el miembro de mayor edad del organismo, Antonio Cámara, y como secretario general, el más joven, Francisco Pérez.
El inicio del encuentro, previsto para las 13.00, se retrasó hasta las 15.00 para que estuvieran presentes todos los convocados, y a la espera del representante de la Comunidad de Madrid en el organismo, Cándido Cerón.
Asimismo, fuentes próximas a la reunión explicaron que la Comisión ha decidido que, antes de convocar un encuentro, todos los asistentes tendrán que estar de acuerdo con el orden del día.
De este modo, en la reunión de hoy, el organismo decidió volver a encontrarse el martes de la próxima semana a las 16.00, para, según las mismas fuentes, recibir a la directora de Obra Social y Fundación, Carmen Contreras.
A ese encuentro podría sucederle otro el jueves 16 de abril a las 20.00, al que acudiría el responsable económico financiero de la entidad, Ildefonso Sánchez-Barcoj.
Tras estas reuniones, la Comisión podría empezar a elaborar el informe previo, que una vez finalizado, enviará al Consejo de Administración, para que éste lo apruebe y convoque la Asamblea General de la caja, que será la encargada de dar el visto bueno definitivo a las cuentas de 2008.
Precisamente hoy, el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM-PSOE), Tomás Gómez, advirtió de que si Caja Madrid no aprueba sus cuentas anuales "se podría producir una intervención del Banco de España".
La Comisión de Control, compuesta anteriormente por 13 miembros ha quedado temporalmente reducida a 11, ya que la Consejería de Economía de Madrid, que tutela la entidad, suspendió cautelarmente en enero a dos de ellos: Fernando Serrano, quien entonces sustituyó como presidente del órgano a Pablo Abejas, en un acto que el Ejecutivo regional consideró ilegítimo; y a Juan Gómez-Castañeda, el secretario que dio validez a ese encuentro.
Desde esa última reunión, a mediados de enero, este órgano de gobierno de la caja quedó dividido en dos bloques, el minoritario que defendía, al igual que la Comunidad de Madrid, que el presidente de la Comisión de Control seguía siendo Abejas, afín a Aguirre; frente a otro mayoritario, que reconocía como nuevo líder a Serrano, próximo al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.
No obstante, el viernes pasado, Abejas, erigiéndose como presidente presentó la dimisión de su supuesto cargo, y como Serrano sigue suspendido como miembro de la Comisión, se decidió que, tal como fijan los estatutos, ocuparía la presidencia el vocal de mayor edad y la secretaría, el más joven.